21.1.07

Posesión infernal


Título original: The Evil Dead (1981)
Director: Sam Raimi
Intérpretes:
Bruce Campbell..................Ashley "Ash" Williams
Ellen Sandweiss..................Cheryl
Hal Delrich..........................Scott

La prueba de que con poco dinero y muchas ganas de pasárselo bien se puede hacer una película que logre convertirse en un fil de culto la tenemos delante. Posesión Infernal no sólo se hizo como un entretenimiento entre colegas y con unos pocos miles de dólares, sino que enseguida se colocó entre uno de los mejores films de terror de todos los tiempos, lo que originó dos secuelas y un remake al que ya le queda poco para su puesta a punto (temblad, malditos). Y es que está demostrado que cuantos menos medios se tienen para hacer una película, más imaginación se le echa para resolver lops impedimentos y mejor resultado acaba dando. En una época en que los ordenadores hacen prácticamente todo el trabajo del maquillaje o de los FXs, da gusto sentarse delante del televisor a revisionar viejos clásicos de los FXs.
Recuerdo cuando era pequeño y veía el mítico programa de Noche de Lobos. Al final de cada programa, daban un avance de la película de la semana siguiente y le tocó el turno a Posesión Infernal, donde pusieron la escena de la mujer atrapada en el sótano dando golpes en la trampilla. Acojonadísimo me quedé. A la semana siguiente yo estaba sentado en el sofá, esperando a que empezara la película sin acordarme ya de cuál echaban, cuando en el resumen del principio me ponen la misma escena. Apagué el televisor y me fui a la cama. Tuvieron que pasar algunos años para que por fin me atreviera a ver y a disfrutar esta película.
En ella, un grupo de jóvenes va a una cabaña en el bosque a pasar unos días. En el sótano descubren un libro forrado con piel humana y escrito con sangre y una cinta con hechizos para despertar "algo". Ya sabemos cómo son los jóvenes de irresponsables, así que ponen la cinta y pasa lo que tiene que pasar.


¡Rafa, he vuelto a por ti!

El actor Bruce Campbell se convirtió en un nuevo Dios para los jóvenes (aunque más por sus continuaciones que por esta película en sí), mito que perdura aún hoy día. Su fama es tal que hasta se está rodando una peli en la que Bruce Campbell hace de Bruce Campbell y unos pueblerinos lo necesitan para luchar contra un demonio que hay en su pueblo, pensando que él es "Ash". Aparte de ésta y sus secuelas, ha hecho otros films mencionables, como The Man with the screaming brain o Bubba Ho-Tep, de la que se prepara su secuela: Bubba Nosferatu. Además, es uno de los actores fetiches de Sam Raimi, y se le puede ver haciendo cameos en casi todas sus películas.

Sam Raimi, otro que con sólo unas pocas películas destacables (porque otras son para matarlo, como Rápida y mortal) ya se ha convertido en uno de los grandes de Hollywood. Su fama le llegó con ésta y con sus secuelas. Flirteó con el mundo de los superhéroes en la entretenida Darkman, donde en vez de hacer una adaptación, prefirió inventarse un superhéroe. Pero su gran oportunidad le llegó con Spiderman, película que pulverizó todos los records imaginables de taquilla hasta la fecha. Sus dos secuelas también llevan su firma, y es de suponer que la seguirá llevando en caso de que la franquicia aumente. Además, siempre presta su coche para que lo destrocen en todas sus películas.

Como he dicho, la película tuvo dos secuelas: Terroríficamente muertos (para matar al traductor), que se podría considerar mejor como un remake de la anterior aunque con algo más de humor negro, y El ejército de las tinieblas, una suerte de Furia de Titanes de los años 90. Para mí, la mejor de todas es la primera, con escenas realmente terroríficas o de un yuyu de muerte, como la que le clavan a una un lapicero en el tobillo (qué dentera, por Dios) o aquella en la que aparece de repente la novia de Ash sentada en camisón en el pasillo y con cara de loca (¡Bicho, bicho!).

La peli tiene aire cutre, con unos FXs y un gore que no son una maravilla y que pegan un cantazo enorme en la mayoría del metraje, pero ahí es donde radica el encanto. Creo que todos hemos querido tener marionetas y guarradas de ésas para llenarlas de sangre, darles golpes o hachazos y pasárnoslo teta, que es lo que de verdad importa.

Por cierto, y para acojonaros un poco (que de eso va este blog). Se nos ha amenazado conque en el remake de la peli, el papel de Ash será interpretado por Ashton Kutcher. Avisados quedais.

Ah, y por último, como dato o anécdota, se dice que en la parte final, cuando Ash grita porque algo diabólico se le echa encima al salir de la cabaña, el grito que pega es real. Y con real no me refiero a interpretado, sino que gritó de verdad. Sam Raimi, para rodar ese plano, se montó en una moto cámara al hombro, y cuando Ash salió, lo atropelló. Ten amigos para esto.

17.1.07

Fuerza Vital


Título original: Lifeforce (1985)
Director: Tobe Hooper
Intérpretes:
Steve Railsback...............Tom Carlsen
Peter Firth.......................Colin Claine
Mathilda May..................Chica del Espacio

Hartos ya de esperar a que Tobe Hooper encauce su carrera (pestiños como Mortuary o su nuevo capítulo Damned Thing para la serie Masters of Horror se suman a a su decadencia), mejor revisitamos sus clásiscos que te harán pasar un buen rato. Y así hablamos de Fuerza Vital, película que quizás hayas visto pero con alguno de sus cientos de títulos con que la proyectan (éste y Los vampiros del espacio son los más conocidos). Una película ochentera de manual y con mezcla de géneros (de géneros de terror, eso sí) para dos horas nocturnas de entretenimiento.
Una misión espacial se encuentra con una nave orbitando en el cometa Halley, donde descubren unos bichos muy raros y 3 seres humanos, de los que sólo interesa la mujer. Deciden llevárselos, sin saber que al final los seres serán una especie de vampiros espaciales que se almientan de la energía (la fuerza vital) de la gente.

Sin smint no hay beso.

Paso olimpicamente de perder el tiempo de nuevo hablando de Tobe Hooper, para eso os remito a El misterio de Salem´s Lot. Tampoco hablaré de los intérpretes, dado que el único que merece la pena es Mathilda May, paseándose durante todo el metraje como Dios la trajo al mundo. Sí merece la pena hablar de Dan O'Bannon, encargado de adaptar la novela y convertirla en guión. Se nota que fue el guionista de Alien, y sólo hay que ver la primera media hora del film para notarlo, pero no sólo eso, sino que habrá personajes (véase la foto de arriba) que te recordarán también a otros de su estupenda El regreso de los muertos vivientes.
Y es que este film lo tiene todo para el disfrute: naves espaciales, vampiros, animatronics, maquetas explotando, numerosos desnudos...
Te advierto que si no la has visto, aparte de que estás tardando, tengas cuidado con el trailer, que tiene spoilers a tutiplén.


8.1.07

Hellraiser


Título original: Hellraiser (1987)
Director: Clive Barker
Intérpretes:
Sean Chapman..........Frank Cotton
Andrew Robinson.....Larry Cotton
Ashley Laurence.......Kirsty Cotton

Clive Barker, harto de que se adaptaran sus libros de una forma en la que él no quedaba satisfecho, decidió ser el mismo el encargado, y para eso escribió y dirigió esta película, de la que ya se han hecho un montón de secuelas y nos presenta a los cenobitas, ya parte de la mitología de los nuevos monstruos de los 80 (bueno, sólo Pinhead, ya que los demás iban pasando sin pena ni gloria).
Además, también aparece el dichoso cubo de Rubbik moderno, centro de todos los males de la película y que es aburrido, porque juega él solo y no te deja hacer nada.
Frank Cotton es un mongo que tiene el cubito, y tocando donde no debe, recibe la visita de los cenobitas, una especie de cobradores del frac, pero con más mala leche, y que en vez de dinero se llevan su vida. 20 años después, su hermano y su mujer (la del hermano, no la de Frank), se mudan donde vivía él (Frank, no su hermano) y se encuentran con su antiguo inquilino, con algo menos de piel. La mujer del hermano, que es además su amante, le ayudará a ir recuperando su cuerpo, para lo cuál, lo único que tiene que hacer es dejar unos cuantos cadáveres.


¿Por qué no me quieres dar un besito?
La película es una medio excusa para llenar 90 minutos de escenas de gore, para algunos mal hechos, y para otros no tanto. En lo que a mí respecta, el maquillajes es bastante bueno. Seguro que en maquillar a Pinhead tardaban unas horas más que si le hubieran clavado la cabeza de verdad.
Clive Barker, escritor de terror bastante reconocido, dirigió su primer largometraje tras un par de cortos antes. Su carrera como director no es muy prolífica. Aparte de ésta, no tiene nada más reseñable (Razas de noche es tan mala que no merece la pena ni mentarla). Más variada es su carrera como escritor, que aparte de hacer toda la saga de Hellraiser, también creó a otra joyita del gore llamada Candyman, además de escribir un par de capítulos de Masters of Horror y del remake de la película que nos trata.
Los actores son la típica lista de caras que desfilan sin rumbo por las series norteamericanas o por esas películas de sobremesa tan divertidas. No comments.
De las secuelas, quizás merezca la pena un poco la segunda. La 3ª, transcurre en una discoteca, es tan mala que casi mato al del videoclub cuando me la recomendó. El resto, ni siquiera las he visto, pero siendo carnaza de videoclub sin haber pasado por las salas de cine, no creo que me esté perdiendo mucho.
Yuyu me dan las escenas del cabrón de las cadenas con garfios enganchándose por la piel de la gente. Argh.


2.1.07

Jóvenes ocultos



Título original: The Lost boys (1987)
Director: Joel Schumacher
Intérpretes:
Kiefer Sutherland................David
Jason Patrick.......................Michael Emerson
Corey Feldman...................Edgar Frog

Y otra peli ochentera de vampiros. Pero esta tiene algo que las demás no suelen tener. Normalmente los vampiros suelen ser gente madura, con más de 30 años y de aspecto elegante, y un grupo de adolescentes (en las ochenteras al menos) los que se enfrentan a ellos. En ésta, los adolescentes son los vampiros, y los que se enfrentan a ellos son más o menos unos prepúberes (qué mal suena este palabro). Y por si fuera poco, no sólo son adolescentes, sino que son unos macarras de tomo y lomo. El título de la película hace referencia a esos niños que vivían con Peter Pan en el país de Nunca Jamás y que no crecían nunca (en inglés, claro).
Una mujer recién divorciada se muda a un pequeño pueblo con sus dos hijos. El mayor de ellos se ve atraído por una chica que resulta ser una chupóptera y le convierte en un vampiro. Su hermano pequeño, con la ayuda de unos cazavampiros, deberá salvarlo. Se podría decir que la peli es un Buffo, un miniBlade o un Los Goonies contra los vampiros. Y por eso mola.



Ésta era la UAT original.

El malo maloso es el ahora señor Sutherland, prota de una de las mejores series del S. XXI: 24, en la que da vida al todopoderoso Jack Bauer. Por aquellas épocas también le pudimos ver en otras películas, casi siempre de macarrilla, como Cuenta conmigo. Le acompaña Jason Patrick, rostro conocido y ahora casi desaparecido que ha desfilado por diferentes roles y películas, entre las que están Speed 2 o Sleepers. Y para completar el trío, un careto bastante conocido en la época y ahora en la lista de los teenagers que pudieron ser pero se quedaron por el camino: Corey Feldman, el Bocazas de Los Goonies o el loco Duchamp de Cuenta conmigo. Actualmente está trabajando en la serie The Coreys: return of the Lost Boys, con la que comparte cartel con Corey Haim, el hermano pequeño de Patrick en esta peli.

En la dirección está Joel Schumacher, director polémico y que se cargó la saga Batman con dos películas para enterrar junto a su responsable. Director muy criticado por la disparidad de su carrera y que ha hecho películas buenas, como la que nos toca; interesantes, como Asesinato en 8 mm, Un día de furia o Última llamada; extrañas, como El fantasma de la ópera; y malas, como Batman forever y Batman y Robin.

La película en sí está muy bien. Fue un boom en su época, y ahora aguanta bien un revisionado, siempre que no te moleste ver esa estética tan ochentera y que es lo único que la puede hacer quedar como anticuada. Ganó un premio Saturn como la mejor película de terror y alguno que otro más. Además, existe un guión de una secuela titulada The Lost Girls (que suena más a parodia porno) y que espero que no se llegue a realizar nunca (sobre todo en estos tiempos destroza pelisdeterrordecultodeserieB).