14.12.06

El secreto de Joey


Título original: Joey (1985)
Director: Roland Emmerich
Intérpretes:
Joshua Morrell...................Joey Collins
Eva Kryll.............................Laura Collins
Tammy Shields..................Sally

Estamos ante una de esas películas dificilmente clasificable por su amplio abanico de temáticas y que se une a otras como Gremlins o similares. Pero claro, eso lo sabe el que las ha visto. El que no las ha visto, si le preguntas por cualquiera de ambas, te dirá sin dudarlo que es una peli infantil ésta que se trata y una comedia familiar la 2ª. Y sí, vamos, pero a mí no me parece muy comedia el que unos bichos cabrones truquen la silla de una anciana para que salga volando por la ventana del segundo piso. Sí te ríes, pero muy familiar no queda.
Pues igual con esta: será infantil porque trate de un niño y tenga tintes de fantasía, pero el que hable a través de un teléfono con su padre muerto y que tenga un muñeco de ventrílocuo que quiera acuchillar a la madre a mí me acojona, oye.
Y es que de eso va, de un niño que habla por un teléfono de juguete con su padre que acaba de morir (algo parecido a lo que hacía Carol Anne en Poltergeist), pero luego resulta que era el jodido muñeco.
De hecho, recuerdo que de pequeño me daba miedo la carátula cuando la veía al pasar por delante del videoclub. Y no fue hasta bastantes años más tarde cuando la vi, en mi querido y añorado vídeo comunitario.

Carita de niña

A cargo de semejante pastiche de géneros está el ahora tan conocido derrochador de efectos especiales y cine catastrófico Roland Emmerich, responsable de éxitos de taquilla como Independence Day, Godzilla o El día de mañana y de otros intentos de hacer cine más serio como El patriota. Para el caso es que viendo sus comienzos y sus películas actuales, creo que se le puede meter sin dudas y pudores dentro del saco de directores con comienzos prometedores y que se echaron a perder por el podrido dinero hollywoodiense (Véase a Robert Rodríguez o Petert Jackson), a pesar de acertar con una buena peli de vez en cuando. Además, recuedo otra peli suya de la época titulada El secreto de los fantasmas, en la que aparecía Yoda haciendo de mayordomo.
De los actores pues nada, que estamos hablando de una producción alemano-americana y ya se sabe cómo son estas cosas.
Me hubiese gustado poner un vídeo de la escena en la que los juguetes de su habiación cobran vida, que fue una escena que me gustó mucho, pero no va a poder ser. De hecho, no he encontrado ni un mísero trailer. A ver si algún alma de cántaro me presta alguno.

8.12.06

Noche de paz, noche de muerte



Título original: Silent night, deadly night (1984)
Director: Charles E. Sellier Jr.
Intérpretes:
Lilyan Chauvin.............Mother Superior
Robert Brian Wilson........Billy Chapman
Linnea Quigley.............Denise

Las películas de terror con fecha señalada se habían puesto de moda, en parte gracias a éxitos como La noche de Halloween de John Carpenter o Viernes 13 de Sean Cunningham (existía hasta San Valentín sangriento). Para ello sólo hacía falta rematar la faena con alguna película de terror transcurrida en navidades, y como todavía faltaban unos años para la llegada de Macaulay Culkin en Solo en casa, podemos decir que fue ésta. Bueno, seguramente habría otras. De hecho, había un capítulo de Historias de la Cripta donde un loco fugado de un manicomio se colaba en una casa en vestido de Papá Noel. Pero bueno, dentrémonos en ésta que es la que estamos tratando.
El pequeño Billy va de visita con sus padres y su hermano pequeño a ver a un abuelo medio catatónico que es el que más miedo da de toda la película. Cuando nadie mira al viejecillo, aprovecha para decirle a Billy que si no ha sido bueno, Papá Noel lo castigará y claro, Billy se acojona. Para rematar la faena, al volver a casa, un loco vestido de Papá Noel los araca y se carga a sus padres. Billy podría haber aprovechado para convertirse en un nuevo Batman, pero en vez de ello, es metido en un orfanato con su hermano donde son maltratados por las monjitas, en especial por la madre superiora. Al cumplir los 18 se marcha y busca un trabajo en una tienda de juguetes, donde llegadas las fechas mágicas, tiene que disfrazarse del gordo altruista. Claro, los cables se le cruzan y con un hacha se pone a cargarse a todo el que pilla de camino a enfrentarse al jefe final: la mismísima madre superiora. Eso sí, el disfraz lo lleva puesto.



¿Qué mirará mi abuelito para tocarse así?

El argumento en sí no es gran cosa, pero no lo es ninguno. Y si no le pedimos grandes exigencias en cuanto a guión, interpretación o puesta en escena, podemos disfrutar enteramente de la película. Del director, poco o nada se puede decir. De los intérpretes tampoco, salvo quizás de Linnea Quigley, la considerada una Scream Queen de los 80 y que saltó a la fama a la posterior película que rodó: El regreso de los muertos vivientes, donde gracias a su desnudo (que se negó a hacer la actriz que hizo luego el papel de Tina y que le cayó de rebote a ella) fue subiendo como la espuma en películas de terror de serie B.

La película en sí tuvo hasta 5 partes, siendo sólo la 2ª la que guardaba una cierta continuidad. La 4ª la dirigió Brian Yuzna, y todos sabemos lo que pasa cuando Yuzna pilla una secuela entre manos. Exacto, jode la franquicia como pocos lo saben hacer. Realmente sólo merece la pena ver la primera, y puede que la segunda, pero sólo si estás muy aburrido y muy fumado y con un grupo de colegas también muy aburridos y muy fumados.

Os dejo con la escena del simpático abuelito que hace que el abuelo de Heidi parezca Gandhi.