14.12.06

El secreto de Joey


Título original: Joey (1985)
Director: Roland Emmerich
Intérpretes:
Joshua Morrell...................Joey Collins
Eva Kryll.............................Laura Collins
Tammy Shields..................Sally

Estamos ante una de esas películas dificilmente clasificable por su amplio abanico de temáticas y que se une a otras como Gremlins o similares. Pero claro, eso lo sabe el que las ha visto. El que no las ha visto, si le preguntas por cualquiera de ambas, te dirá sin dudarlo que es una peli infantil ésta que se trata y una comedia familiar la 2ª. Y sí, vamos, pero a mí no me parece muy comedia el que unos bichos cabrones truquen la silla de una anciana para que salga volando por la ventana del segundo piso. Sí te ríes, pero muy familiar no queda.
Pues igual con esta: será infantil porque trate de un niño y tenga tintes de fantasía, pero el que hable a través de un teléfono con su padre muerto y que tenga un muñeco de ventrílocuo que quiera acuchillar a la madre a mí me acojona, oye.
Y es que de eso va, de un niño que habla por un teléfono de juguete con su padre que acaba de morir (algo parecido a lo que hacía Carol Anne en Poltergeist), pero luego resulta que era el jodido muñeco.
De hecho, recuerdo que de pequeño me daba miedo la carátula cuando la veía al pasar por delante del videoclub. Y no fue hasta bastantes años más tarde cuando la vi, en mi querido y añorado vídeo comunitario.

Carita de niña

A cargo de semejante pastiche de géneros está el ahora tan conocido derrochador de efectos especiales y cine catastrófico Roland Emmerich, responsable de éxitos de taquilla como Independence Day, Godzilla o El día de mañana y de otros intentos de hacer cine más serio como El patriota. Para el caso es que viendo sus comienzos y sus películas actuales, creo que se le puede meter sin dudas y pudores dentro del saco de directores con comienzos prometedores y que se echaron a perder por el podrido dinero hollywoodiense (Véase a Robert Rodríguez o Petert Jackson), a pesar de acertar con una buena peli de vez en cuando. Además, recuedo otra peli suya de la época titulada El secreto de los fantasmas, en la que aparecía Yoda haciendo de mayordomo.
De los actores pues nada, que estamos hablando de una producción alemano-americana y ya se sabe cómo son estas cosas.
Me hubiese gustado poner un vídeo de la escena en la que los juguetes de su habiación cobran vida, que fue una escena que me gustó mucho, pero no va a poder ser. De hecho, no he encontrado ni un mísero trailer. A ver si algún alma de cántaro me presta alguno.

8.12.06

Noche de paz, noche de muerte



Título original: Silent night, deadly night (1984)
Director: Charles E. Sellier Jr.
Intérpretes:
Lilyan Chauvin.............Mother Superior
Robert Brian Wilson........Billy Chapman
Linnea Quigley.............Denise

Las películas de terror con fecha señalada se habían puesto de moda, en parte gracias a éxitos como La noche de Halloween de John Carpenter o Viernes 13 de Sean Cunningham (existía hasta San Valentín sangriento). Para ello sólo hacía falta rematar la faena con alguna película de terror transcurrida en navidades, y como todavía faltaban unos años para la llegada de Macaulay Culkin en Solo en casa, podemos decir que fue ésta. Bueno, seguramente habría otras. De hecho, había un capítulo de Historias de la Cripta donde un loco fugado de un manicomio se colaba en una casa en vestido de Papá Noel. Pero bueno, dentrémonos en ésta que es la que estamos tratando.
El pequeño Billy va de visita con sus padres y su hermano pequeño a ver a un abuelo medio catatónico que es el que más miedo da de toda la película. Cuando nadie mira al viejecillo, aprovecha para decirle a Billy que si no ha sido bueno, Papá Noel lo castigará y claro, Billy se acojona. Para rematar la faena, al volver a casa, un loco vestido de Papá Noel los araca y se carga a sus padres. Billy podría haber aprovechado para convertirse en un nuevo Batman, pero en vez de ello, es metido en un orfanato con su hermano donde son maltratados por las monjitas, en especial por la madre superiora. Al cumplir los 18 se marcha y busca un trabajo en una tienda de juguetes, donde llegadas las fechas mágicas, tiene que disfrazarse del gordo altruista. Claro, los cables se le cruzan y con un hacha se pone a cargarse a todo el que pilla de camino a enfrentarse al jefe final: la mismísima madre superiora. Eso sí, el disfraz lo lleva puesto.



¿Qué mirará mi abuelito para tocarse así?

El argumento en sí no es gran cosa, pero no lo es ninguno. Y si no le pedimos grandes exigencias en cuanto a guión, interpretación o puesta en escena, podemos disfrutar enteramente de la película. Del director, poco o nada se puede decir. De los intérpretes tampoco, salvo quizás de Linnea Quigley, la considerada una Scream Queen de los 80 y que saltó a la fama a la posterior película que rodó: El regreso de los muertos vivientes, donde gracias a su desnudo (que se negó a hacer la actriz que hizo luego el papel de Tina y que le cayó de rebote a ella) fue subiendo como la espuma en películas de terror de serie B.

La película en sí tuvo hasta 5 partes, siendo sólo la 2ª la que guardaba una cierta continuidad. La 4ª la dirigió Brian Yuzna, y todos sabemos lo que pasa cuando Yuzna pilla una secuela entre manos. Exacto, jode la franquicia como pocos lo saben hacer. Realmente sólo merece la pena ver la primera, y puede que la segunda, pero sólo si estás muy aburrido y muy fumado y con un grupo de colegas también muy aburridos y muy fumados.

Os dejo con la escena del simpático abuelito que hace que el abuelo de Heidi parezca Gandhi.



1.11.06

La noche de Halloween


Título original: Halloween (1978)
Director: John Carpenter
Intérpretes:
Donald Pleasence......................Dr. Sam Loomis
Jamie Lee Curtis.......................Laurie Strode
Nancy Kyes...............................Annie Bracket

Hoy hace 43 años que un niño asesinó a su hermana con un cuchillo y disfrazado de payaso. Ahí empezó todo. La original. La suprema. Una de las obras maestras de John Carpenter que además está considerada como una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Y es que no es para menos. Primera y majestuosa aparición de unos de los nuevos mitos clásicos: Michael Myers. Mucha gente tiene la idea preconcebida y equivocada de que Michael es un asesino despiadado que asesina porque sí. Y bueno, puede que tengan razón, pero sabía lo que se hacía. Acechando era único. Sabía cómo meter el miedo en el cuerpo y mantener la tensión, haciendo que te acurrucases en el sillón esperando el desenlace. Un tío majo. Hasta tenía sentido del humor y todo, ocmo vemos en la escena de la lápida sobre la cama o su disfraz de fantasma.
Carpenter rodó la película en un tiempo escaso y ridículo de unas pocas semanas, con un presupuesto también ridículo y que recaudó millones de dólares en todo el mundo, convirtiéndose en la, hasta el momento, la película independiente más taquillera y con la mayor proporción de dinero invertido-ganado.
Michael Myers asesina a su hermana mayor Judith en la noche de halloween, tras lo cual es internado en un psiquiátrico en estado catatónico. 15 años después despierta repentinamente y se fuga de la institución, regresando a su pueblo natal y decidido a hacerse notar un poco, aunque sea paseando por ahí con una careta y asesinando gente. El Dr. Loomis, un Van helsing moderno y obsesionado por su paciente, que sabe que sólo está fingiendo, le sigue hasta el pequeño pueblo americano para intentar evitar la matanza que sabe que va a suceder. Entre ambos se interpone Laurie Strode, una adolescente que pasará la velada como niñera sin ni siquiera sospecha que va a pasar el peor halloween de su vida, que le dejará secuelas por más de 20 años.


¿A que no parezco tan malo?

John Carpenter, que ya había dirigido las excelentes Dark Star o Asalto a la comisaría del distrito 13, se pone detrás de las cámaras como sólo él sabe hacerlo a la hora de hacernos pasar miedo. El llevar la cámara al hombro y rodar en espacios cerrados y claustrofóbicos la dota de una tensión continua, acompañada de la excelente música que también él compuso, y que a pesar de que mucha gente la acusó de un plagio de Tubullar bells de Mike Oldfield, se supo hacer su hueco entre las películas de terror. Sólo hay que echarle un vistazo al montón de películas dirigidas por él para darte cuenta de que conoces el 95% de ellas: La niebla, Starman, Golpe en la pequeña China, La cosa, 1997: Rescate en NY, Están vivos, Vampiros, Memorias de un hombre invisible, Christine, El príncipe de las tinieblas, Bolsa de cadáveres, El pueblo de los malditos, Cigarette Burns, Fantasmas de Marte, etc... Por descracia, parece que hoy en día no saben que a un maestro como Carpenter no se le puede hacer remakes, y tras la bochornosa Terror en la niebla, Rob Zombie amenaza con un nuevo Halloween, sin saber aún si se trata de un remake o de una nueva entrega.

Donald Pleasance, veterano actor con montones de películas a sus espaldas, encarna al Dr. Loomis, un incansable psicólogo que no descansará hasta acabar con Myers. Parece que la experiencia con Carpenter le gustó, porque luego repitió en El príncipe de las tinieblas. Además, su papel de Loomis le dio bastante fama y repitió en todas sus secuelas hechas hasta su muerte en 1995. Como curiosidad, decir que uno de los protagonistas de Scream tiene el mismo apellido en homenaje a este personaje.

Debuta en el cine Jamie Lee Curtis, que también le cogió el gustillo a trabajar con Carpenter (La niebla) y a la saga, ya que repitió su papel en 3 ocasiones más. Esta película le abrió las puertas al cine de terror, y llegó a ser considerada como la reina del grito. Todo un homenaje el que se le da también en la película Scream, en la que hablan largo y tendido de ella, de sus películas y de detalles de ellas, como en qué película se le ven las tetas por primera vez (¡y qué tetas!).

Bueno, yo estoy exhausto de escribir tantas películas. habré repetido mil veces la misma fórmula, ya no sé ni lo que pongo y los ojos me van a reventar. Disfrutad del especial de halloween.



Halloween 2


Título original: Halloween 2 (1981)
Director: Rick Rosenthal
Intérpretes:
Donald Pleasence..................Dr. Sam Loomis
Jamie Lee Curtis...................Laurie Strode
Charles Cyphers....................Sheriff Leigh Brackett

Sé que la película en nuestro país no se tituló así, pero me niego a llamarla Sanguinario, un título que está claro que se le ocurrió a un lumbreras fumado. Este título no estaba programado en la saga, pero unos problemillas de Carpenter con la producotra con respecto a unas deudas, hizo que tuviera que grabar la cinta. El final de la original no hizo difícil escribirla, aunque más que una secuela, es una continuidad, ya que comienza justo en el momento en que Michael es abatido por el Dr. Loomis y su cadáver desaparece. Laurie Strode es internada en el hospital para curarse de sus heridas, sin sospechar que Myers no cejará en su intento de asesinarla. Por suerte, el dr. Loomis se ha quedado en el pueblo, y con la ayuda del sheriff del pueblo peinará la zona para encontrarlo y acabar con él. Además, seremos testigos de uno de los grandes secretos de la saga, que no diré por si acaso no la habeis visto.


Mírame, soy un bonzo.

Rick Rosenthal, que más tarde dirigiría el bodrio de Halloween H20, se encarga de la secuela, perdón, de la continuación. Se nota que no tiene el talento de Carpenter desde el primer momento ni su buen hacer. Pleasence y Curtis repiten en sus anteriores papeles.

El hecho de que sea una continuidad hace que sea casi indispensable el haber visto la primera parte para no perderte, ya que las refeferencias son constantes. Eso sí, creo que podrían haber currado un poco más los detalles, como el por qué cambian tanto los peinados de la gente en tan solo unas horas o por qué una de las amigas de Laurie que murió estrangulada se la ve ahora con la garganta cortada.

Para mí, aquí empieza el declive de la saga, pasando del terror psicológico de la primera parte a los asesinatos cometidos porque sí en ésta, pasando de ser Michael un asesino en serie más del estilo de Jason o de Freddie. Y eso que el guión corre a cargo de los mismos: Carpenter y Debra Hill. Para muchos, esta película es un ejemplo de que segundas partes sí que pueden ser buenas. Para mí, sinceramente, me supuso un enorme chasco. Sé que es difícil superar el Halloween original, pero es que esto está a mil años luz de aquél.



Halloween 3


Título origninal: Halloween 3: Season of the witch (1982)
Director: Tommy Lee Wallace
Intérpretes:
Tom Atkins........................Dr. Daniel Challis
Stacey Nelkin....................Ellie Grimbridge
Dan O'Herlihy....................Conal Cochran

Esta película supone un punto de ruptura con el personaje de Michael Myers, pero es fiel a la idea original de Carpenter, que consistía en hacer una película de terror con una temática diferente para cada año y que transcurrieran en la noche de halloween. La idea no era mala, pero por desgracia se encontró con dos icebergs en el camino que hundieron el proyecto hasta las profundidades: la sombra de Myers, que es alargada y el estrepitoso fracaso en taquilla de este film.
Un fabricante de caretas decide gastar una super "broma" en la noche de halloween. Para ello construye unas caretas a las que implanta un chip que activará mediante un anuncio televisivo en el mejor momento de la noche de halloween. El chip en sí te fríe la cabeza y hace que se te incuben dentro todo tipo de bichos y alimañas.

Ya me dijeron que un día perdería la cabeza

Tommy Lee Wallace se encarga de dirigir esta original idea, un director que parece haber nacido para dirigir secuelas: Halloween 3, Noche de Miedo 2, Vampiros: los no muertos..., todas ellas bastante mediocres, salvo quizás la que nos toca.
A la cabeza del reparto Tom Atkins, un actor bastante de moda en las décadas de los 70 y 80 y que al que podemos ver en otras películas de Carpenter como La niebla o en otras como Arma Letal o El terror llama a su puerta.
La película tiene buenos FXs, aunque algunas actuaciones pecan de penosas o de sobreactuadas. Si vais a verla, un consejo: paciencia con el puto anuncio que sale cada 5 minutos, que es capaz de minarte los nervios, sobre todo con la cancioncita ratonera de las narices. Creo que sólo con el anuncio, sin necesidad de chip, ya se puede hacer que revienten las cabezas de todos lo que lo ven.

Halloween 4: El regreso de Michael Myers


Título original: Halloween 4: The return of Michael Myers (1988)
Director: Dwight H. Little
Intérpretes:
Donald Pleasence..................Dr. Sam Loomis
Danielle Harris......................Jamie Lloyd
Ellie Cornell...........................Rachel Carruthers

Después del experimento fallido de Halloween 3, la gente quería más de Michael Myers. No querían Halloweens sin su serial killer favorito. Es por eso que John Carpenter decidió desligarse de la saga y no querer saber nada más de ella. A la dirección se puso Dwight Little, para volver a la vida a Michael 10 años después de los sucesos acaecidos en Halloween 2.
Ésta fue la primera película sobre Halloween que vi. Recuerdo el principio, con esa salvación de Myers en el último segundo de la explosión que haría que Annie Wilkes te despellejara por ello. Creo que no la vi entera, porque por aquel entonces yo era un novato en el cine de terror y me pareció una burda e insultante copia de Viernes 13 (¡qué poco sabía por aquel entonces!). tras salvarse de la explosión, Michael queda en un coma durante 10 años y se encuentra en un hospital psiquiátrico, pero en su traslado a uno normal, los enfermeros hablan de que tiene una sobrina y le hace efecto amoníaco, despertándose de golpe y porrazo. El resto es fácil de saber: Michael vuelve a Haddonfield a cargarse a un familiar más.


Joder, pero si parezco un Madelman

Repito de nuevo que el director responsable de devolver a la vida a Michael fue Dwight H. Little, que como director de cine no ha destacado demasiado (porque hacer Liberad a Willy 2 no es destacar), pero que en el mundillo de las series televisivas ha dirigido capítulos de, entre otras, Millenium, Expediente X, 24 o Prison Break.

El Dr. Loomis vuelve también de entre los muertos encarnado de nuevo por Pleasence, acompañado por Danielle Harris, que la mayoría de nosotros recordaremos por interpretar a la odiosa hija de bruce Willis en la genial El último Boy Scout.

Para mucha gente ésta es la mejor entrega de la saga. Paganos. Simplemente con ver la careta tan nefasta y tan mal hecha que lleva, que parece que está trsite y todo, es para desecharla. Pero al menos que no se pueda decir que no la has visto.



31.10.06

Halloween 5: La venganza de Michael Myers


Título original: Halloween 5 (1989)
Director: Dominique Othenin-Girard
Intérpretes:
Donald Pleasence....................Dr. Sam Loomis
Danielle Harris........................Jamie Lloyd
Ellie Cornell..............................Rachel Carruthers

5ª entrega de una de las sagas más desaprovechadas de la historia de los maníacos asesinos. Atentos al argumento, que tiene su miga: Michael, como no, ha sobrevivido a su acribillamiento de la anterior película, y sigue buscando a su sobrina, que ahora está en shock por su encuentro con su tío y ni habla ni na', pero que ha desarrollado un vínculo mental con el tito y sabe que va a por ella. Así, sin más. Michael se convierte definitivamente en un mutante, un X-Men, porque cada parte que nos llega a las pantallas desarrolla un nuevo poder para él: superfuerza, antibalas, ignífugo y con poderes mentales. Dentro de poco lo veremos volando, y si no, tiempo al tiempo.



Déjame que te peine las entradas.

El tal Dominique, responsable de la dirección, debe ser alemán o algo así, a juzgar por su filmografía. Por su culpa nos llegó esa Profecía 4, que fue directamente a vídeo, claro está. Si me pongo tonto, hasta te digo que lo mejor que ha hecho es dirigir un capítulo de Red Shoes diaries, aquella serie erótico-festiva con David Duchovny como protagonista. Repiten los 3 protas principales, continuando cada uno con su calvario personal. Atención, y creo que es en esta parte, a la parte de la comisaría, digna del mejor Rambo y estúpida como ella sola.

Y nada más que decir, porque es que ni merece la pena.



29.10.06

Halloween 6: La maldición de Michael Myers



Título original: Halloween: The curse of Michael Myers (1995)
Director: Joe Chapelle
Intérpretes:
Donald Plesance....................Dr. Sam Loomis
Paul Rudd..............................Tommy Doyle
Marianne Hagan...................Kara Strode

Y otra más para el buzón. 6 años después de la última entrega, nos llegó ésta, llamada la maldición en un intento de justificar el por qué Michael era tan bribón y la tenía jurada con su familia (una especie de posesión, o algo así creo recordar). La acción también transcurre 6 años después en la historia, cuando Michael y su sobrina habían desaparecido. En Haddonfield (deben pensar que son gafes los pobres) habían dejado de celebrar la noche de halloween debido a las masacres de los años anteriores, pero a petición de los chavales, deciden celebrarla ese año. Pero claro, Miguel aparece y decide montar la de Dios en Cristo, arremetiendo también contra la familia Strode que encima están de okupas en su casa. Habrase visto semejante descaro. Y para colmo hay por ahí un grupo de druídas que van de protectores de Myers.
Vuelve Tommy Doyle, el niñito mariquita del primer Halloween, casi como para que digas "Mira,es Tommy. Yo me acuerdo de ese niño" y así fardes delante de los que no han visto ni una sola entrega.

Por dentro me estoy riendo.


El director es Joe Chapelle, famoso porque no le conoce nadie y por haber dirigido ese bodrio que fue Phantoms. Además, es el director no incluido en los créditos de Hellraiser 4. Con este repertorio ya se puede imaginar uno qué clase de película es la que se va a econtrar.
Donald Plesance repite como el Dr. Loomis, tan obsesionado por Michael como al Pacino por Robert DeNiro en Heat, sólo que aquí no toman un café juntos.

Del resto no merece la pena comentar nada. Bueno, decir que la actriz que hace de sobrina de Michael está bastante rica.
Vendo máscara de Michael Myers por extraño olor en el pelo. Barata, Casi sin usar. Llamar por las noches. Preguntar por Miguel. Ref. 523466-F. 1-800-555-3578


Halloween H20



Título original: Halloween H20 (1998)
Director: Steve Miner.
Intérpretes:
Jamie Lee Curtis............Laurie Strode/Keri Tate
Josh Hartnett...............John Tate
Adam Arkin..................Will Brennan

20 años después del estreno de La noche de Halloween, un avispado director intentó sacar tajada de ello. No conformándose con sacar una edición especial en DVD con extras y toda la demás parafernalia decidió hacer una nueva secuela de la saga, agotada ya desde la 3ª entrega (y saltándose la 2ª). Como fórmula, nada más fácil y estúpido que plagiar prácticamente la totalidad de la primera película, tales como sustos, diálogos, escenas... Y es que se habrán pensado que somos tontos. Porque lo están pensando, ojo. Y si no, recordad esa escena en que alguien ve una sombra con pelos alborotados, dispara y luego resulta que ha disparado a un negro calvo. ¿Lo han sacado de un episodio de los Simpson? Pues sí, el de la novia de Otto.
Pero es que han pasado 20 años, y los tiempos no son como antes. Sólo hay que ver a Jamie Lee, cómo pasa de ser una niñera mojigata, empollona y que le da miedo salir con chicos a ser la reencarnación de la teniente Ripley.

¡Coño, qué espejo tan raro!

El responsable de este sinsentido de película es Steve Miner, que al hacer dos películas medianamente aceptables como son Viernes 13 2 y Viernes 13 3 ya piensa que domina el género de terror, y preparaos, porque es el director del remake de El día de los muertos, que ya se acerca a nuestras pantallas.
Jamie Lee, ya habiual del género se hizo famosa en su debut en el primer halloween. Después de sacarle tropecientos familiares a Michael, que no le enviarían postal por Navidad porque se los quería cargar a todos, decidieron devolverla a la saga, a ver si así recobraba algo del lustre perdido. Pero ni por ésas.
También tenemos a Josh Harnett, ese chico que creció sin saber lo que era tener un peine en el cajón del cuarto de baño. Vamos, que era la estrella de moda y lo metieron con calzador.
Dios, y el destrozo que hicieron con la música, de la que no se distinguen casi los acordes. ¿Es que no han hecho nada bien en esta película? Al principio pensaba que sí, que la escena de su muerte ya era para no resucitarlo más y dejar al pobre Michael que descanse en paz de tanta secuela bodrio. Pero vamos, ya sabemos todos que no fue así.
Visiónala luego dime si no estás de acuerdo conmigo. Si lo estás, bien. Si no, vale.


26.10.06

Halloween: Resurrección


Título original: Halloween: Resurrection (2002)
Director: Rick Rosenthal
Intérpretes:
Jamie Lee Curtis..................Laurie Strode
Brad Loree............................Michael Myers
Busta Rhymes......................Freddie Harris

Octava y hasta la fecha la última entrega de la saga Halloween y, por regla general, la peor de todas. Tratando de introducir una novedad en la serie y aprovechando chorradas de programas que proliferan más que las setas del tipo Gran hermano, los guionistas deciden introducir a un grupo de adolescentes que entre todos sumen un cerebro en la casa de los Myers, ataviados con camaritas para hacer un show de máxima audiencia aderezado con acojones varios(esto último con ayuda de los productores y sin que los involucrados lo sepan). Pero claro, a Michael no le hace gracia que unos okupas se metan en su casa y reaparece allí tras una escapada de la muerte digna de Houdini (y que además no se la creen ni los guionistas) para sembrar un poco el caos y regar los suelos con sangre.


Coño, voy a matar a una tetona.

Dirigida por Rick Rosenthal, que ya se hizo cargo de la 2ª entrega de la saga y que lo único que ha hecho en su vida es dirigir un capítulo de una serie por aquí, un capítulo de otra serie por allá. De los intérpretes, aparte de la ya habitual Jamie Lee Curtis, casi todo el reparto es un grupo de gente de color (no pueden faltar ya en las teen movies de terror) con caras de malo de las que a lo mejor a alguien le suena el nombre de Tyra Banks, esa modelo que se cree actriz por haber salido en El príncipe de Bel Air.

Si teneis una tarde aburrida y os la han prestado o la pasan por la tele, pues puedes echarle un vistazo, aunque sea para ver cómo masacran a un grupo de inútiles. Si no, no pagues un duro.



24.10.06

La muerte viaja en vídeo


Título original:
The video dead (1987)
Director: Robert Scott
Intérpretes:
Roxanna Augesen...................Zoe Blair
Rocky Duvall...........................Jeff Blair
Sam David McClellan.............Joshua Daniels

Aparte de la excelente serie B que nos dejó unos títulos excelentes sin demasiado presupuesto, existió otro tipo de cine denominado serie Z, con un presupuesto aún menor y que por lo general solía dejar unos títulos muy cutres que pasaban directamente a coger polvo en las estanterías de los videoclubs. Ésta es una de esas cintas y es que está plagada de absurdeces y sinsentidos de principio a fin, empezando por el propio título. ¿Video? Aún estoy esperando a ver uno.
Sigo sin saber decidirme por si la película se mueve en una pretendida comedia o en un patetismo casual. La idea en si no es mala, pero el guión está elaborado a la buena de Dios y apostaría a que fue escrito en una noche. Sólo por comentar algunas patochadads, hablaré de esa figura que se acerca a la casa y de la que sólo se nos enfoca de rodillas para abajo, que arrastra un pie como si hubiera pisado una mierda y que cuando llega dentro descubrimos que es el hermano de la prota y que no sabemos por qué cojones andaba así, pero no lo vuelve a hacer en el resto del metraje. Una de las víctimas, ahogada por un zombie, araña una pared, dejando chorretones de sangre como si le hubieran cortado los dedos. Se conoce que la película la rodaron de noche y debían no sobrepasar unos decibelios establecidos, porque ni Dios grita, aunque se tope de bruces y de repente con uno de los zombies. Y en la única escena en que uno grita, se nota que es su volumen normal ampliado.
El argumento es sencillo y desaprovechado: un hombre recibe un día por error un paquete que contiene una televisión. Por la noche, la tele se enciende sola y se ve una peli de zombies. A pesar de apagarla y de, más tarde, desenchufarla, la tele se sigue poniendo sola, hasta que al final los zombies se escapan por la pantalla (sic) y matan al dueño. Unos meses después, unos hermanos se mudan a esa casa y el resto es de todos previsible.


¿Puedo salir ya?

Si os digo Robert Scott, seguramente me direis ¿quién? Exacto ¿quién? Y es que aparte de esta película, sólo dirigió otra titulada Ratdog, de la que ni siquiera IMDB sabe nada. De los intérpretes qué decir que tres cuartos de lo mismo, y que entre los 3 principales han sumado un total de una película.
La idea de los zombies saliendo de la tele no es mala en sí, pero si te metes con un guión mediocre, unas interpretaciones patéticas, unos zombies irrisorios y además con un maquillaje de pena (os juro que a algunos se le ve el color de su piel bajo la careta) nos encontramos con que casi estamos por dejar de ver la película y hacer un petit point para nuestra abuela. Además, el señor Scott trata (sin éxito, por supuesto) de crear una especie de mitología alrededor de los zombies, al igual que un vampiro no soporta el ajo o las cruces y un hombre lobo muere con la plata. Aquí, nos intenta hacer creer que unas campanillas de cobre se moveran y tocarán solas cuando hay un zombie cerca. O que para matarlos sólo hay que hacerlos creer que están muertos o encerrarlos en algún sitio de donde no puedan escapar hasta que se vuelvan locos y se devoren ellos mismos (sic). ¡Ah!, y por supuesto, que con un espejo te puedes proteger de ellos, ya que si se ven, se avergüenzan de lo que son y huyen, amén de que si no les demuestras miedo, no te hacen nada (sic y resic). Pero el señor Scott no sabe o no sabía que la sombra del maestro Romero es alargada, y que todo lo que concierne a zombies debe pasar por su colador para que resulte apetecible.
Lo más destacable, sin duda alguna, es el final. El típico de toda buena película de la época donde el terror nunca acaba y vuelve incluso a por el que pensábamos que estaba a salvo.
No he encontrado vídeo o trailer alguno para mostrar, pero no sé si lo hubiera puesto de haberlo encontrado. Puedes ver la película si sientes curiosidad, pero recuerda que te lo he advertido.

21.10.06

El ascensor.


Título original: De lift (1983)
Director: Dick Maas
Intérpretes:
Huub Stapel................................Felix Adelaar
Willeke van Ammellrooy..........Mieke de Beer
Josine van Dalsum....................Saskia Adelaar

Desde Holanda nos llega esta película difícil de encontrar hoy en día por cualquier caucey bastante desconocida, pero prácticamente disponible en todos los videoclubs a mediados de los años 80 y que probablemente nuestros padres hayan visto. Y es que la película tiene poco de sobrenatural, pero conozco a más de uno que estuvo una temporada haciendo ejercicio después de verla. Y es que no es para menos. Pocas películas son capaces de conseguir lo que esta consigue. Es decir: tú ves una película de miedo, disfrutas, te acojonas, se acaba, te vas a la cama y al día siguiente sigues con tu vida normal. Pero ves Tiburón o Piraña y te lo piensas dos veces antes de bañarte. Y ves El ascensor y te da por estar un par de semanitas subiendo a casa a patita.
¿De qué va la peli? Pues de un ascensor en un edificio que le da por funcionar mal. Y si lo que hiciera fuese que no funciona o que las puertas se cierran y se abren, pues de ahí no pasaría la cosa, pero si al cerrarse les da por pillar a alguien entre medias hasta aplastarlo o mutilar a gente, pues mosquea, oye. Y alguien tiene que arreglarlo, pero nadie es capaz de ver qué narices le pasa, porque todo está correctamente y aún así no le da la gana portarse bien. El secreto no reside en el mecanismo, sino más bien por encima. Bueno, mejor no digo nada para no destripar el final a quien no la haya visto.
El director es Dick Maas, que aparte de esto no hizo nada conocido salvo quizás dirigir algo de El joven Indiana Jones. De los actores ya ni os cuento, porque, yo al menos, no estoy nada puesto en el cine holandés ni sus intérpretes.
En 2001, el mismo Dick Maas se encargó de hacer una especie de remake de la película, titulada Down y protagonizada por la bella Naomi watts y la bestia Ron Perlman.

¡Por las escaleras! ¡Por las escaleras! ¡Por amor de Dios, sube por las escaleras!

Y aquí el trailer, cedido por el colega Rucilam

17.10.06

Tu madre se ha comido a mi perro


Título original: Braindead (1992)
Director: Peter Jackson
Intérpretes:
Timothy Balme.............Lionel Cosgrove
Diana Peñalver..............Paquita María Sánchez
ELizabeth Moody..........Vera Cosgrove

Sé que este film no es ochentero, sino de principios de los noventa, pero, algo seco de ideas, decidí aceptar peticiones y me pidieron ésta, que por otra parte rezuma del mejor cine de terror de la década anterior.
Muchos antes de que Peter Jackson se hiciera famoso por llevarse tropecientos óscar por contar las historias de una panda de seres dispares y a cuál más ridículo, se estrenó una película en las salas españolas donde podíamos ver higadillos y sangre a mansalva. Los amantes del género no tardaron en encumbrarla como la obra maestra del cine gore (y no es para menos). Pero a pesar de todo, Braindead es mucho más que simples docenas de litros de sangre abandonando cada agujero del cuerpo. Sí, es mucho más, y es que es una de las producciones independientes de terror más divertidas de las últimas décadas. El que escribe estas palabras no duda a la hora de calificarla como la Luces de Bohemia del cine. Cada personaje aparecido en pantalla es más esperpéntico que el anterior, dejando en pantalla la purria y la bazofia de la sociedad, que para goce y disfrute del personal, pasarán a ser zombies. Sí, zombies. Y es que de eso trata la película:
Un científico viaja a la isla de Sumatra para conseguir un raro especimen de mono rata. Lo cosigue, claro está, pero no sin pagar un alto precio. El mono acaba llegando al zoo de Nueva Zelanda, donde Lionel pasea con su novia para librarse un poco de su pesada madre, sin sospechar que ésta los está siguiendo. En un resbalón, la madre es mordida por el mono, contagiándola una enfermedad que hará que se convierta en zombie y zombie también será todo aquel que sea matado por la señora.


Tranquila, esto se lo hace Sara Montiel.


El director de todo este desfile de bestialidades es Peter Jackson, al que antes sólo conocíamos unos cuantos por perlitas cinematográficas como Mal Gusto, El increíble mundo de los Feebles o Agárrame esos fantasmas, y que ahora no tiene ningún problema a la hora de conseguir dinero para sus films.
Entre el reparto, ninguna cara conocida, salvo quizás para algunos la de Diana Peñalver, españolita que quedó en la película a pesar de que nuestro país decidiera salirse de la producción (memos somos, sí).
Los amantes del gore y del buen FX antiguo (sin nada de ordenador ni narices) disfrutarán de las mutilaciones, reventones, desgarrones, cortes, golpes, etc... La película ganó un premio a los mejores efectos especiales, y después de verla, uno comprende por qué. El presupuesto fue escaso, y estoy casi convencido de que el 90% fue destinado a la sangre. Sólo en la escena de la cortadora de cesped se gastaron más de mil litros. Y al final creo que les sobró y todo, porque en la escena final salen otros cientos de litros más.
A estas alturas de la vida, creo que ya la habrás visto, pero si eres de los pocos que no lo ha hecho y decide quedar un sábado por la noche con los colegas para verla, sólo os daré un consejo: no encargueis pizza. Avisados quedais.


5.9.06

Creepshow


Título original: Creepshow (1982)
Director: George A. Romero
Reparto: Varios

Sihoy en día le preguntas a alguien por George Romero, seguramente te podría contestar dos cosas: la primera de ellas sería ¿De qué coño me hablas?; la segunda sería La noche de los muertos vivientes. Y sí, aunque nuestro director se hizo célebre gracias a la archiconocida trilogía (bueno, ahora cuatrilogía) del zombie, también hizo otros trabajos aparte dignos de mención. Y éste es uno de ellos.
Quizás nos encontremos ante la película de terror más entrañable de la historia, y esto es por varios motivos. El primero de ellos es que del tandem formado por George Romero como director y Stephen King como guionista, no puede salir nada malo. El segundo es que la película se basa en los comics de terror que la E.C. publicaba allá por los años 50 bajo los títulos de Tales fom the crypt, The vault of horror y The haunt of fear, que han sido reeditados en nuestro país por Planeta en su biblioteca Grandes del comic y que deberían formar parte de los indispensables de cualquier comicteca. Otro motivo es que te reirás y pasarás miedo a partes iguales, y es que se le coge cariño a todos los personajes, vivos o muertos, humanos o bestias (bueno, hay dos a los que quizás no les tengas mucho aprecio).
La película, al igual que los comics, se basa en historias cortas de terror, con un amplio abanico de temas de lo sobrenatural (muertos vivientes, meteoritos espaciales, hombres bestia, cucarachas...) y que abarcan un total de cinco historias, aparte de una pequeña trama adicional que hila el resto de historias.
La película empieza con Billy, un niño regañado por su padre por leer Creepshow, una revista de terror. Tras tirarla a la basura, vemos como el viento pasa las páginas y nos van contando las historias. No me detendré a hablar de todas, porque sería extenderse demasiado.
El apartado visual es muy estilo comic, con exageraciones en las actuaciones, colores que llenan el fondo de pantalla e incluso onomatopeyas.

¿Alguien me puede decir qué coño soy?
George Romero y Stephen King se conocieron hacía tiempo, y decidieron llevar a cabo un proyecto juntos. Ese proyecto fue Creepshow, resultado de una manera poco común de hacer cine, y es divirtiéndose mucho y dando lo que ellos querían ver en pantalla. Al director no le hace falta presentación, de todos es conocido por su versión del cine de zombies que revolucionó el panorama del terror y que hizo que mucha gente escuchara el trailer radiofónico y lo tomara como una noticia verídica (al igual que pasó con La guerra de los mundos). Aparte de sus queridos zombies y de la que nos ocupa, ha hecho otras películas como Knightriders, La mitad oscura o Tales from the darkside.
De Stephen King tampoco hace falta que diga mucho. Que ha ganado millones con sus libros, situándolos entre los más vendidos y que los directores casi se pelean por adaptarlas a la panalla grande es algo de sobra conocido por todos.
En el apartado de Reparto no he puesto a nadie, puesto que sería injusto elegir 3 sobre el resto. Plagado de grandes actores de la talla de Tom Atkins, Viveca Lindfors, Ed Harris, Ted Danson, Leslie Nielsen, Hal Holbrook, Fritz Weaver, Adrienne Barbeau o E.G. Marshall e incluso con apariciones del propio King o del genio de los higadillos Tom Savini.
En 1987 se realizó una secuela, esta vez con Romero en el giuón en vez de en la dirección y basado en unas historias de Stephen King. Se está poniendo ya a punto la tercera entrega de la saga, sin ninguno de los co-creadores en ninguna de las tareas. El éxito aún está por verse, pero un vistazo habrá que echarle, seguro.

2.9.06

Un hombre lobo americano en Londres


Título original: An American werewolf in London (1981)
Director: John Landis
Reparto:
David Naughton............David Kessler
Jenny Agutter...............Alex Price
Griffin Dune...................Jack Goodman

Si en el anterior post hablamos de hombres lobo, aquí haremos lo propio con su principal competidor. Bueno, aquí sólo es uno, que además el pobre se encuentra solo en un país que no es el suyo y con una maldición que no buscaba. Como bien dijo Travis, ésta, la anterior y En compañía de lobos son los 3 grandes clásicos modernos referentes a licántropos. Y es que no es para menos. Sólo la transformación de dos minutos y medio del protagonista a lobo, merece la pena de visionar toda la película y también merece el Óscar de la academia al mejor maquillaje. Y es que, como ya he dicho hasta la saciedad, Rick Baker es Rick Baker.
Esto no es como las películas de ahora, que con la tecnología se ha perdido el auténtico sabor del cine de terror, y en las que una transformación se basa en un cutre morfing de apenas 3 segundos. Aquí se tomaban su tiempo, deleitándose y deleitándonos con cada detalles del cambio. Y no tienen miedo de que la escena resulte algo larga, porque es algo que no notaremos del disfrute que tendremos encima. Ni siquiera en la excelente Dog Soldiers se paran unos minutos en hacer crecer orejas, hociso, uñas, patas... Una lástima.
Si alguna vez decides hacer una excursión por los páramos de Inglaterra y entras en un pub llamado La oveja degollada, haz caso de lo que te digan. De lo contrario, te podría pasar lo que a los dos aventureros del film: No os alejeis del camino y cuidado con la luna llena. Pero claro, son jóvenes y por lo tanto inconscientes, así que hacen caso omiso y se internan en los páramos, donde una bestia los ataca matando a uno e hiriendo al otro, para descubrir posteriormente que ha sido marcado por la maldición del hombre lobo y que deberá convertirse en uno de ellos en cada noche de luna llena.


Que no, que no me gusta este disfraz de Halloween.

A duras penas se aprende la lección, así que su amigo Jack volverá de entre los muertos a modo de zombie para guiarle en lo que tiene que hacer: matarse para no asesinar más gente. Y en esto radica uno de los grandes puntos de la película, porque no nos encontramos con un típico film de terror, ya que John Landis ha sabido mezclar aquí una buena dosis de humor negro. Escenas como la de David hablando con su amigo podrido y con todas sus víctimas en un cine porno son delirantes.

John Landis, su director y guionista, sólo ha hecho, en opinión del que escribe esto, dos trabajos destacables a lo largo de su carrera. Uno es este film. El otro es el videoclip de Thriller, considerado por muchos (yo entre ellos) el mejor videoclip de la historia de la música y que nos causó pesadillas de pequeños en aquellos pases del programa Tocata. Para ello volvió a contar con Rick Baker. Y hasta aquí lo bueno. Todo lo demás es perfectamente prescindible. bodrios como Superdetective en Hollywood 3, Óscar o la soporífera Sangre Fresca (juro que la he intentado ver 3 veces, pero me he dormido las 3) son datos de su curriculum como para encerrarlo y no dejarlo salir hasta que no prometa retirarse del cine. Ni siquiera su capítulo de la serie Masters of Horror le devolvió al podio que ganó con este su gran film, y en el que además se tuvo que autocitar para que a la gente le sonara quién era él.

De los protagonistas, nada destacable. De la película se hizo una secuela, esta vez en París, que resultó bastante aceptable y que tocaba varios puntos en común con la original. Además tiene una transformación que si bien no es muy larga ni detallada, sí que es de una calidad excelente. Yo todavía sigo esperando a que hagan Un hombre lobo americano en París, y ver cómo un licántropo se mueve por los jardines del Buen Retiro, la plaza Mayor o la estación de Metro de Sol (aunque con tantas obras en la ciudad, el pobre acabaría en alguna zanja olvidado de la mano de Dios).

Si quereis un consejo, comprad el DVD, con unos extras bastante jugosos sobre los FXs. Aquí os dejo con la transformación, para que os deleiteis y para que hagais comparaciones con la de Aullidos. Salud.


24.8.06

Aullidos


Título original: The howling (1981)
Director: Joe Dante
Reparto:
Dee Wallace Stone.........Karen White
Patrick Macnee.............Dr. Geroge Waggner
Christopher Stone........Bill Neill

Unos años antes de que unos bonitos peluches invadieran las carteleras en una aparente película navideña para toda la familia, alguien decidió hacer una película de hombres lobo. Ese alguien es Joe Dante, y esa película es Aullidos, uno de los ya grandes clásicos del cine de licántropos. ¿Y por qué? Pues porque parece ser que estaba de moda el revisitar grandes clásicos del terror, y grandes personajes como Drácula, Frankenstein o el hombre lobo estaban sufriendo unas adaptaciones más acordes con la época en la que vivíamos. Si en los años del cine en blanco y negro podíamos ver cómo un humano se escondía detrás de algo para hacer su transformación o cómo se fusionaban dos escenas en la que entre medias el actor se había puesto su atuendo, los años 80 ya daban para hacer unos efectos especiales más que decentes. Y vaya si lo hicieron.
Detrás del meollo estaban, como no, Rick Baker y Rob Bottin (sí, el de La Cosa), que se encargaron de crear con latex, pintura, tubitos y demás artilugios unas transformaciones de las que dejan huella. Tan es así, que la película estuvo nominada al Óscar al mejor maquillaje (según cuenta la leyenda), pero la estatuilla le fue arrebatada por otra película del mismo año, también de hombres lobos y cuyos efectos y maquillaje corrió a cargo de... ¡Rick Baker! La película, como todos supondreis, es Un hombre lobo americano en Londres.
¿Pero de qué trata Aullidos? Pues de una reportera de TV, interpretada por Dee Wallace, que tras hacer un reportaje bastante peligroso, decide irse a pasar una temporadita en un pueblecito de la costa (recomendado por su médico, el muy bribón). Allí irá con su marido (el real y el de fición a la vez), que tras ser atacado por un lobo en el bosque, empezará a hacer unas escapaditas nocturnas. Ell no tardará en descubrir que los habitantes de dicho pueblo, son algo más de lo que parece.


Me pongo chaleco peludo para impresionar

Tras una primera transformación decepcionante (está hecha de dibujos animados, en serio), llegan otras acojonantes. De esas que se tiran su tiempo recreándose en todo lo que daba de sí la imaginación de la época y en la que vemos hinchamientos de cara, alargamientos de dedos, uñas u orejas creciendo, hocico abultante (éstas siempre han sido mis favoritas)...

Como ya he dicho, detrás de todo está Joe Dante, un prolífico director con bastantes películas conocidas, aunque las que más sin duda sean Gremlins y su secuela, y otras como Exploradores, Piraña (la original, no el remake) o Pequeños guerreros. Su intervención en la primera temporada de Masters of Horror con la estupenda Homecoming le ha hecho tener un merecido hueco en la segunda temporada de la serie.

La protagonista es Dee Wallace, una de las scream queens y de la que ya hablé en Critters. Le acompaña en el reparto su marido, al que también pudimos ver junto a ella en Cujo.

La película fue un merecido éxito, tanto que se hicieron un sinfín de secuelas con una calidad inversamente proporcional al número que acompaña al título. En una de ellas ni siquiera se ven hombres lobo (salvo una garra, y pensar que me quedé hasta las 4 de la mañana sólo para verla). A pesar de que hace poco ha llegado a las carteleras españolas una película de igual nombre, os aseguro que no es un remake ni nada parecido, es sólo que tantos años de traducir los títulos como les da la gana, está pasando factura.

Os dejo con una de las transformaciones del film, la más conocida, sin duda.

23.8.06

La divertida noche de los zombis


Título original: Return of the living dead 2 (1988)
Director: Ken Wiederhorn
Reparto:
Michael Kenworthy...........Jesse
Thor Van Lingen................Billy
Marsha Dietlein..................Lucy

La secuela de El regreso de los muertos vivientes es una digna sucesora de una de las películas de zombies de culto, con permiso del señor Romero. En ésta nueva entrega encontramos más diversión que en la anterior. De hecho, el terror ha sido desplazado hasta casi desaparecer, dejando que el humor campe a sus anchas por el cementerio, con secuencias hilarantes y hasta aglo surrealistas.
De hecho, la película es una sucesión de gags con un hilo conductor, que en este caso es similar al de la primera entrega.
Un camión del ejército pierde uno de los famosos contenedores y cae en una tubería. Tres chicos lo encuentran y se pegan el susto de su vida al descubrir lo que hay dentro. Dos de ellos (los macarrillas del cole) deciden volver luego y abrirlo, y al hacerlo se libera un gas que cae encima del cementerio que casualmente siempre hay cerca de la tragedia en este tipo de películas (y que por otra parte es lógico). Además, en el cementerio hay dos ladrones de tumbas que buscan las joyas de los cadáveres y que son alcanzados por el gas, y que son interpretados por... ¡los mismos personajes que se tragan el gas en la primera parte! Punto a favor del director, pues poner a dos actores que mueren a repetir un mismo destino nos hace sonreir melancólicamente.


Mamá, mira lo que hago.

Los zombies resultan ser tan mortíferos como divertidos, y su hambre de cerebros no ha desaparecido, por lo que harán cualquier cosa por conseguir degustar alguno (cualquier cosa). Si antes eran prácticamente invencibles, ahora lo siguen siendo, aunque han descubierto una forma de derrotarlos sin causar tantas bajas ciudadanas o desastres materiales.

Del guionista y director, nada destacable en su carrera, salvo este film, al que supo sacarle partido sin querer desligarse de su predecesora, aunque para ello haya tenido que repetir algunos chistes o personajes, que lejos de verse como una vulgar copia, se ve más como un sentido y merecido homenaje. De hecho, y siguiendo con la coña, un buen homenaje hubiera sido dedicar la película a los personajes muertos en la primera parte.

De los personajes, destaca sobre todo el personaje del doctor Mandel, interpretado por el veterano Philip Bruns, con unas escenas delirantes y carcajeantes (cuando se encuentra con un amigo muerto o la del presidente de los EE.UU.). Podemos encontrar parodias al género, y creo que sabeis a qué me estoy refiriendo, porque no quiero contarlo para no joder la sorpresa a quien no la haya visto (aunque sólo por eso ya debería contarlo).

A partir de esta entrega, se perdió el humor en la saga, relegándolo a un plano nulo en favor del terror y la franquicia cayó en el olvido, con una serie de continuaciones que no merecen la pena ni ser vistas. Si algo destacaba en las dos primeras partes, es su buen sentido del humor mezclado con esos zombies tan estupendos. Snif.


22.8.06

Están vivos


Título original: They live (1988)
Director: John Carpenter
Reparto:
Roddy Piper..........Nada
Keith David............Frank
Meg Foster............Holly

A estas alturas, no creo que haya que presentar al maestro Carpenter. Decir que hoy por hoy es uno de los mejores directores de cine de terror y toda una leyenda viva del celuloide no sería hacerle justicia. De su extensa filmografía han salido películas de culto que han revenido en secuelas, remakes y cientos de cosas más, con o sin su sello y que, se quiera o no, se han sabido aprovechar para ganar algo de dinero. De entre ellas caben destacar hits como La noche de Halloween, La Cosa, La niebla, Golpe en la pequeña China, 1997: rescate en Nueva York o El príncipe de las tinieblas entre muchas otras. Quizás esta que tratamos ahora no sea de las más conocidas. Es más, seguro que mucha gente ni la ha visto, pero si se la cuentas a alguien, es muy posible que haya oído hablar de ella. O, al menos, sentirá una vaga impresión de que le suena.
Están vivos no te arrancará gritos de terror. Tampoco carcajadas. Pero lo que sí que te va a arrancar seguro será una hora y media de diversión. El argumento de la cinta se puede encajar perfectamente en lo que se denomina invasiones silenciosas. Es el siguiente:
Un hombre llega a una ciudad nueva para él, y cerca de la comuna donde tiene alojamiento, encuentra unas extrañas gafas, que al ponérselas descubre que la tierra está plagada de mensajes subliminales para mantener a los humanos controlados y que entre nosotros se esconden extraterrestres con la orden de que nada interfiera en dicho plan.

Yo sólo quiero que me devuelvan mi piel

Conspiración, romance, acción, tiros, explosiones... de todo hay en la cinta, para asegurarnos que no nos levantamos del asiento ni para ir al baño. La película contiene además, la que muchos han denominado como la mejor pelea jamás filmada. Yo no sé si será la mejor, pero larga es un rato. Manporros a mansalva y a diestro y siniestro. Y todo por tozudez, ni más ni menos. Y bueno, aparte tenemos la típica crítica consumista y de marketing con su subliminalidad que ya usó una conocida bebida que para no decir su nombre la llamaré Cola-Coca Coke.
El autor de todo, como ya he dicho, es el maestro Carpeneter, y como es de sobra conocido por todos nosotros me ahorraré dar más detalles para no aburrir al personal. En el reparto podemos encontrar a Roddy Piper. Así dicho seguro que no os suena a nadie. Pero imagináoslo con faldita escocesa, subido en un ring y pegando mamporros a otros como Hulk Hogan, los Sacamantecas o el Hombre del millón de dólares. ¿A que ahora sí? Otro conocido es Keith David, con una extensa carrera y que participó en otro gran film del director: La cosa.
Seguro que más de uno se lo había preguntado en alguna ocasión. Pues la respuesta a la preguna es que sí, y aquí está la prueba:

Y ahora, y sin más dilaciones, os dejo con el trailer. Si no habeis visto la película, quizás no quieras que te la jodá, así que pasa de ello y vete al videoclub más cercano.


18.8.06

¿Dónde te escondes, hermano?


Título original: Basket case (1982)
Director: Frank Henenlotter
Reparto:
Kevin Van Hentenryck..........Duane Bradley
Terri Susan Smith..................Sharon
Beverly Bonner.......................Casey

Pocas películas tan malas se han hecho un huequecillo entre las películas de culto del cine de terror. Ésta es una de ellas, comprensible en parte por su bajo presupuesto y que tuvo una bastante buena aceptación, lo que motivó a realizar un par de secuelas más de bastante menos calidad aún.
La película en si no es mala, sino que, como ya he dicho, el presupuesto fue realmente bajo. El mayor afectado por este problema fueron los FXs, hechos en una época en que aún faltaba una década para que se pudiera hacer algo decente con el ordenador y en el que la imaginación y el talento debían llevar casi todo el peso. Está claro que los autores de los FXs de esta película no son unos Rob Bottin o Rick Baker, pero aún así se podría haber conseguido algo mejor que lo que nos dieron: un stop motion patético que hace que te tronches de la risa en el sillón de tu casa. Quizás buscaban eso cuando lo hicieron, quién sabe, porque algunas partes del guión tienen su punto de humor negro bastante conseguido.


El cesto de las patatas se rebela.

Aparte de los malos FXs, ¿qué nos encontramos en el film?

Un hombre llega a Nueva York con una cesta con él. Dentro va su hermano siamés, al que los médicos separaron cuando ambos eran niños y al que, dando por muerto, lo tiraron al cubo de basura en un acto de humanidad. Como es de esperar, no estaba muerto, y su hermano lo recogió y ahora buscan a los médicos responsables para asesinarlos.

No es un guión de Óscar, pero sí es algo de lo que se puede sacar chicha. La película en sí está bastante bien filmada, con una ambientación muy lograda y escenas de canguelo bastante conseguidas. De hecho, una de esas escenas hizo que pasara una muy mala noche en una ocasión ( y sólo había visto esa escena). Sus pequeños toques de gore y de humor negro también están presente. No sé, puede que al fin y al cabo no sea tan mala película, quién sabe.

Del director poco se puede hablar. No ha hecho una gran trayectoria, y lo único conocido que tiene es este film y sus dos secuelas. Si la viste de pequeño y te gustó, quizás quieras hacerle un revisionado. Si no la has visto nunca, puede que ni merezca la pena que lo hagas. A no ser que quieras reirte un rato con algunas escenas.

16.8.06

El misterio de Salem´s Lot



Título original: Salem's Lot (1979)
Director: Tobe Hooper
Reparto:
David Soul.............Ben Mears
James Mason........Richard Straker
Bonnie Bedelia......Susan Norton

Hubo un tiempo en que Tobe Hooper hacía buenas películas. En serio. De esa época tan adorada surgieron films como La matanza de Texas, Poltergeist, Fuerza Vital o ésta. El Misterio de Salem's Lot surgió como proyecto para la televisión, que se hizo en varios capítulos y que posteriormente se pudo recuperar sin cortes en la edición de VHS o DVD (a la que, no sé por qué, le pusieron el título de Phantasma 2 y que me niego a usar para este post). Creo que a estas alturas todos conocemos esta película. Es más, seguro que hasta nuestros padres la conocen y que todos podríamos contar una anécdota de ella (yo tengo hasta 4). La mía es que siendo yo un ñapo, buscaba una noche una cinta para grabar no sé qué. El caso es que había una dentro del vídeo, y la puse para ver qué era. Pues lo que era es ni más ni menos que la escena en la que el niño vampiro entra por la ventana a por su hermano. Me quedé tan acojonado que me olvidé de grabar lo que fuera que tenía que grabar.
Y es que esta película da miedo, señores. Tiene algunas de las mejores escenas del cine de terror, excelentemente filmadas y acompañadas por una música correcta. Pero, ¿de qué va?
Un escritor llega al pueblo en el que se crió para escribir una novela de terror. Por esas fechas llega también un hombre para poner un negocio de antigüedades. En el pueblo se produce la desaparición de un niño, y a partir de entonces la gente empieza a morir para volver a la vida convertida en vampiro.


Aunque tenga esta cara, no soy tan tonto.

Como ya he dicho antes, el encargado de llevar a cabo este proyecto para televisión fue Tobe Hooper, director asiduo al terror que parecía prometer en sus principios y que a finales de los80 fue decayendo hasta llegar a un punto del que aún no se ha recuperado. Otros títulos interesantes de este director, aparte de los a mencionados son Invasores de Marte o Bolsa de cadáveres, un film de terror que recupera las típicas historias dirigidas cada una por un director diferente. Su carrera hoy día parece ir de mal en peor. Sus capítulos para la serie Masters of Horror son decepcionantes y su película Zombies, que prometía sacarle del atolladero, parece haber desaparecido sin dejar rastro.

En el reparto podemos encontrar a David Soul, el Hutch de Starsky y Hutch, o a James Mason, un veterano con una larga carrera a sus espaldas.

Del film televisivo se hizo una secuela titulada Regreso a Salem's Lot, con un argumento tan estúpido como que un padre y un hijo vuelven al pueblo y descubren que está lleno de vampiros que por la noche hacen una vida normal (hasta los niños vampiros van al colegio). Por si todavía hace falta que os lo diga, es estúpida, aburrida y pésima. También se hizo en 2004 una nueva adaptación, con Rob Lowe como protagonista.

Que yo sepa, existen dos versiones de la misma película, con algunas escenas diferentes y con un final también diferente (por lo menos hasta donde alcanza mi memoria). Yo tengo uno de ellos, y todavía tengo que conseguir el otro. Ya se verá.

Os dejo con aquella escena que hizo que me cagara en los pantalones.


14.8.06

Cromosoma 3


Título original: The Brood (1979)
Director: David Cronemberg
Reparto:
Oliver Reed.................Dr. Hal Raglan
Samantha Eggar.........Nola Carveth
Art Hindle....................Frank Carveth

Quizás nos encontramos ante una de las pelis de Cronemberg menos conocidas por el público, a pesar de haber tenido una buena acogida y haber cosechado su merecido éxito. Creo que Cromosoma 3 es el primer film de Cronemberg que vi (no entero, por supuesto) y me cagué de miedo. En serio.
Yo sólo pasaba por ahí, como diría alguien, y mis padres estaban viéndolas. Mi intención era irme a la cama, pero me quedé a ver un trozo, precisamente el correspondiente al ataque de uno de los niños al personaje de Art Hindle. Me quedé petrificado de horror, con la vista fija en el suelo y sólo escuchando lo que ocurría. Suerte que mi padre se fue a la cama y me dijo que me fuera con él. Yo temblaba y él creía que era de frío (ahora creo que sabía perfectamente lo que me pasaba). Pero era pánico.
A grandes rasgos, esto es de lo que trata el film. La ex-mujer del protagonista está teniendo una terapia nueva con un psiquiatra. Un día llega la hija de ambos con algunos golpes, y el hombre decide que no va a dejar a su esposa que se vuelva a acercar a su hija. A partir de ahí empiezan los asesinatos, cometidos por unos pequeños niños deformes que visten unas chaquetas con capucha (y que maldita sea la primera vez que los vi).


No te resistas, eres la Carol Anne perfecta.

Dejando de lado el que este film sea o no sea el más autobiográfico de los de su autor, sí que está claro que lleva su sello, sus inquietudes, sus reescrituras entre la mente y la carne, su demencia... Y es que algunas escenas son totalmente alucinantes, fruto de una mente propiamente oriental, como la de la madre dando a luz a una de las criaturas y arrancando el cordón umbilical de un mordisco para luego lamer la sangre. Revuelve el estómago, en serio.

Otras escenas son, valga la redundancia, brutalmente brutales. Esa escena con 2 de las criaturas en el colegio, cómo esconden a la niña para que no vea nada, cómo cogen los martillos de juguete, con es música que los acompaña, cómo se acercan a la maestra, cómo esta los mira (con repulsión, sí, y sin saber cómo actuar) mientras la música se corta y cómo empieza el brutal ataque a martillazos, delante de todos los otros niños, mientras gritan y corren despavoridos. Escalofriante,en serio.

Como he dicho, el responsable del film es David Cronemberg, responsable de películas de culto como son Scanners, Videodrome, La mosca (remake) o ExistenZ y de otras menos conocidas pero igualmente buenas como La Zona muerta, una de las mejores adaptaciones que se han hecho de la obra de Stephen King.

Sin ser quizás su mejor película, yo me quedo con ésta como una de mis favoritas, tal vez porque me dejó una huella en mi infancia que recordaré para toda la vida.


12.8.06

Critters


Título original: Critters (1988)
Director: Stephen Herek
Reparto:
Dee Wallace-Stone........Helen Brown
M. Emmet Walsh...........Harv
Bylly Green Bush.........Jay Brown

A estas alturas de la vida, creo que todos habremos visto la película Critters. Al menos todos los que crecimos por aquella época devorando toda la basura de serie B que nos llegaba a los videoclubs. Y digo basura en el tono más cariñoso posible, puesto que estas "basuras" de videoclub nos hacían disfrutar las más de las veces muchísimo más que las superproducciones de Hollywood. Se podría decir que Critters nació a la sombra de la deliciosa Gremlins, del realizador Joe Dante y que además derivó en otras producciones de serie B (o de serie Z) de un valor inferior y que nos dejó rarezas poco conocidas como Munchies o Ghoulies (aunque puede que esta última sólo fuera coincidencia, son del mismo año). EL caso es que era la época del cine de criaturitas con mala leche, donde se pudiera mezclar el horror con el humor y crear un producto medio familiar que pudiera atraer a todo tipo de gente a los cines. Pero había que innovar. No bastaba con crear unas criaturas graciosas. Se necesitaba algo más. Y Critters lo tiene.
Todo empieza cuando una nave espacial transporta a ocho critters (2 habían muerto) como prisioneros y como las criaturas más feroces que puedan existir en la galaxia (¿No os recuerda esto al comienzo de Lilo & Stitch, de la Disney?). Como suele ocurrir en este tipo de casos, los bichos escapan y aterrizan en la tierra, dispuestos a desencadenar un pre-apocalipsis. Por suerte (o por desgracia, vete a saber) dos cazarrecompensas sin escrúpulos, van tras su pista para poder detenerlos o exterminarlos, lo primero que ocurra.


Tu cara me suena, ¿nos conocemos?

Los cazarrecompensas, para más inri, son capaces de cambiar su aspecto por el de la persona que quieran y uno de ellos decide hacerlo por el de una famosa estrella del rock. Pinta cutre, ¿a que sí? Y probablemente lo sea, pero ahí está su encanto: criaturas con mucha leche, que por si fuera poco con capaces de enroscarse y rodar o de lanzar púas enormes que se clavan y te dejan como Ortega Cano en una boda; cazarrecompensas multiformes de los que uno de ellos es incapaz de elegir un rostro que le guste y se pasa todo el metraje cambiando de cara; una típica y tópica familia media americana con un hijo pequeño pirotécnico al que le encanta crear petardos caseros; tiros, explosiones, buenos efectos especiales, critters que se hacen gigantes al comer gallinas, humor, terror, tensión...y más.

El responsable de todo esto es Stephen Herek, debutante aquí y que haría otras películas conocidas como Los 3 mosqueteros, Rock star, 101 Dálmatas o Siete días y una vida entre otras, aunque quizás la más destacable y menos conocida (aparte de Critters, claro) sea la comedia No le digas a mamá que la canguro ha muerto. En el reparto podemos encontrar pocas caras conocidas, exceptuando, claro está, a Dee Wallace Stone, unas de las reinas del grito ya en su época baja, y que antes de ser La madre de E.T. para todo el mundo, actuó en otras películas de terror de renombre como Aullidos, Cujo o Las colinas tienen ojos, de Wes Craven.

De la película se pueden extraer grandes escenas de las que perduran y que nos harán esbozar una sonrisa (o soltar una carcajada, según sea tu sentido del humor), como la de uno de los critters poniéndose chulo con un E.T de juguete (rima fácil), otro de ellos en llama que rueda hasta el water para apagarse pero sobre todas ellas la de estos tíos no tienen armas, que no voy a contar, pero que si has visto la película, la recordarás a la perfección.

Debido al éxito cosechado, se hicieron hasta 3 secuelas, a cual peor: Critters 2 (de la que lo único que destaca es cuando el cazarrecompensas indeciso se transforma en playmate en una escena de desnudo gratuito y el hecho de que fue dirigida por Mick Garris), Critters 3 (película debut de Leonardo DiCaprio, donde demostraba lo mal actor que llegaría a ser) y Critters 4 (esta sucede en una nave espacial y creo recordar que bastantes años en el futuro. Además fue lanzada a vídeo directamente). En todas ellas, el único personaje fijo sería Charlie, el tontorrón del pueblo y ahora megaexperto en critters (sic).

Oh, y ya que hablaba en la película anterior de un final como a mí me gusta, en esta también hay final de esos, que además dejaba la puerta abierta para secuelas (Y que me recordaba a uno de una de las mejores historias que he leído de Alpha Flight).

Sólo como apunte: ¿sabeis lo difícil que es encontrar una maldita imagen o un trailer de la película? Probad y vereis. He conseguido algo de milagro. Poco es, pero menos da una piedra.


11.8.06

El terror llama a su puerta.


Título original: Night of the creeps (1986)
Director: Fred Dekker
Reparto:
Jason Lively........Chris Romero
Steve Marshall......J.C. Hooper
Kill Whitlow........Cinthia Cronemberg
Tom Atkins..........Detective Ray Cameron
Wally Taylor........Detective Landis
Bruce Solomon.......Sargento Raimi

Seguro que estais pensando (y si no, pensadlo), ¿por qué pone tanto reparto si en el resto de películas sólo pone 3 actores? No, no es porque sean famosos o superestrellas ni nada de eso. Fijaos en los apellidos. Exacto. Es la lista de los grandes directores de terror/ci-fi de la década. ¿Y por qué? Pues porque esta película es ni más ni menos que un homenaje a todos ellos, mezclando elementos de varias películas para obtener como resultado una divertidísima película.
Alguien dijo una vez que los zombies encajan con cualquier tipo de género. Y tenía razón. Esto es una historia de zombies, pero mezclada con babosas del espacio, juergas universitarias de las hermandades y aderezada con la historia de un policía al que no hace más que atormentarle un asesino en serie de su juventud.
Todo empieza cuando unos marcianitos deciden lanzar una cápsula al verse perseguidos. La capsulita en cuestión cae en la tierra, allá por los años 50 y dentro hay unas babosas que se introducen por la boca del infeliz que vio cómo caía y tuvo que investigar. Tres décadas más tardes, dos de los protas quieren ingresar en una hermandad (sí, sólo por una mujer) y su prueba de fuego es dejar un cadáver delante de la hermandad femenina (al estilo Porky's, ya sabeis). En el laboratorio descubren un cadáver congelado (exacto el de las babosas) y tienen la feliz idea de descongelarlo y bla, bla, bla, porque ni quiero destripar más, ni creo que haga falta contarlo.


Quizás, pero yo al menos conservo el pelo.

Por cierto, ¿he dicho que todo aquel al que se le introduce una babosa por la boca, se convierte en zombie? Pues a partir de ahí todo se desmadra: zombies, asesinatos, cabezas explotando, babosas por todos lados... ¿Se puede pedir algo más?

El responsable del film es Fred Dekker, también responsable del guión y que lo único más conocido que ha hecho para la gran pantalla fue la 3ª entrega de la saga RoboCop, encargándose también de la dirección y, junto a Frank Miller, del guión.

Del reparto destaca sobre todos, Tom Atkins, asiduo de algunos films de terror de la época y sobre todo de John Carpenter (podemos verlo en La niebla, Halloween 3 y 1997: Rescate en NY entre otras). Su papel de detective atormentado es estupendo, y le aporta a la película el toque de humor perfecto. Atentos sobre todo a la escena de Tengo buenas y malas noticias, que por suerte se puede ver en el trailer.

Y el final, tan típico de las películas de terror, y que en mi opinión es como deberían acabar todas. Ahhhhhh. Qué buen sabor de boca me dejó cuando la vi de canijo. Puede que a vosotros no os guste, pero os aseguro que yo me cogí un berrinche de campeonato cuando mi madre me tachó el VHS para grabar a saber qué cosa.

Hace poco nos llegó a los cines Slither, que aunque no la he visto, creo que es un remake encubierto de El terror llama a su puerta. Ya os diré cuando la vea, aunque no sé si lo haré porque me han dicho que es soporífera.


10.8.06

The Stuff:la sustancia maldita


Título original: The Stuff (1985)
Director: Larry Cohen
Reparto:
Michael Moriarty.........David 'Mo' Rutherford
Andrea Marcovicci........Nicole
Garret Morris...........'Chocolate Chip' Charlie W. Hobbs

¿Te lo estás comiendo... o te está comiendo a ti? Así reza el cartelito de la película, con lo que más o menos te puedes enterar de qué va antes de verla. Sí, podríamos decir que se trata de una especie de revisión de la película The Blob, aunque con un sabor de puta madre y algo más de comedia. Bueno, y sin Steve McQueen.
En este caso, la sustancia también llega del espacio y unos avispados mineros deciden que está muy bueno y que lo podían sacar al mercado. Lo que ellos no saben (bueno, luego lo descubrirán bien descubierto) es que todo aquel que lo come se convierte en un zombie (tampoco es un zombie devora carne de los que molan). Así empieza una invasión silenciosa a escala mundial, a la que los únicos decididos a hacerle frente son un ex-agente del F.B.I. y un niño cuya familia ha sucumbido a las delicias del nuevo postre, llamado, como no, Stuff.


Cariño, ¿recuerdas aquel granito del que te hablé?

Finalmente, y como toda buena película de invasiones de monstruos viscosos alienígenas, llamarán al ejército, que tratará de deterlo dándolo todo por su parte.

El encargado de dirigir esta joyita no es otro que Larry Cohen, responsable de Estoy vivo y de sus dos secuelas (¿Nadie le dijo ya basta?) y del divertidísimo capítulo Pick me up para Masters of horror. Más que la película en si, lo divertido son los mensajes entre líneas, contra el compulsivo consumismo, el marketing comercial y la manipulación del ciudadano medio.

Un fiml difícil de conseguir. Ni siquiera sé si en España se ha editado en DVD, aunque sé de buena tinta que en Calle 13 la han echado, y en los tiempos de Alucine en la 2 la echaban casi todos los meses. Quizás la puedas "comprar" por otros medios. Tan difícil y poco conocida es, que me ha costado encontrar trailer. C'est la vie.



9.8.06

Demons 2



Título original: Demoni 2 (1986)
Director: Lamberto Bava
Reparto:
David Edwin Knight..........George
Nancy Brilli................Hannah
Coralina Cataldi Tassoni....Sally

Estamos ante lo que se puede considerar una manual de "Cómo hacer una 2ª parte que no decaiga o que incluso pueda superar a la original", y es que Demons 2 no es la típica secuela que no engaña a nadie. Los reponsables sabían desde el principio lo necesario para que una secuela triunfe, ¿y qué es? Fácil: darle al público lo mismo que le dieron en la primera entrega, a saber, mismo director, mismos guionistas, mismo encargado de los FXs y situaciones similares para que nos arrebujemos en el sofá. Y es que la mayoría de los directores busca darle a los espectadores algo diferente, pero ¿alguna vez nos han preguntado a los espectadores si queremos algo diferente? Puede que en otro tipo de cine sirva, pero en el de terror, hecho para minorías, ¿es preciso innovar? Y es que si yo disfruto viendo una película gore con demonios haciendo de las suyas y dominado el mundo, ¿hace falta que cambie algo? Pues no. Y esto es lo que mola de Demons 2, que no cambia nada.
No me malinterpreteis. Cuando digo que nada cambia no me refiero a que hayan cogido el título original y le hayan puesto un 2 detrás. Vereis:
En un edifico ultramoderno de ésos, hay una fiesta de cumpleaños. La anfitriona se enfada y se mete en su cuarto a ver la tele, donde están echando un documental sobre cómo consiguieron encerrar a todos los demonios en campos de concentración y exterminarlos. Uno de los reporteros se corta en una mano, y mientras se hacen una foto al lado de un cadáver, la sangre cae en su boca y hace que resucite. Por supuesto, los mata a todos, y como no tiene bastante, escapa por la tele (sic) y agrede a la ñoña del cumpleaños (por cierto, el demon televisivo no vuelve a salir en toda la película). Ni qué decir tiene que su transformación en la fiesta es de antología, sembrando una matanza de toma pan y moja. Para más inri, la sangre de los demonios es algo así como la de los Aliens y se filtra hasta la toma de corriente general, con lo que se produce un apagón que deja a todo el edificio incomunicado y a todos encerrados dentro.
¿Veis? La misma situación: un grupo de gente encerrados en un lugar del que no tienen escapatoria y con una compañía que seguro que no desearían.


No, niño, esta año no hay aguinaldo.

Se repiten incluso situaciones o escenas de la entrega original. Esos demonios subiendo las escaleras del cine con los ojos iluminados y la luz desde atrás, pasa ahora a transcurrir por un pasillo, con unas luces fuera de sí y con una música que creo que la hace ser más terrorífica aún. Las escenas del niño quedándose encerrado fuera de casa (¿qué clase de padres dejan a un niño sólo con un montón de demonios en el edificio?) y siendo perseguido por un demonio, todavía me acojonan. Y más, pero no voy a contar todas, qué leches.

Por cierto, para los amantes de Asia Argento, decir que sale en el film, pero no os hagais muchas ilusiones, que es sólo una cría.

Un apunte que es más una duda que otra cosa. La escena de los macarras conduciendo, ¿qué narices pinta? No aporta absolutamente nada a la película, para toda la importancia que se le da.

En fin, misterios del cine italiando. Deciros que con esta entrega, se cierra la saga. Sí, sí, no hay más. A pesar de que exista Demons 3 y Demons 4, os pido que renegueis de ellas como lo hice yo. Sölo existen 2 entregas, ya está.

¿Lo digo? Venga, sí. ¿Qué sería de mi blog sin deciros que no sé a qué coño esperais para verla si no lo habeis hecho ya? Pues adelante.