17.10.06

Tu madre se ha comido a mi perro


Título original: Braindead (1992)
Director: Peter Jackson
Intérpretes:
Timothy Balme.............Lionel Cosgrove
Diana Peñalver..............Paquita María Sánchez
ELizabeth Moody..........Vera Cosgrove

Sé que este film no es ochentero, sino de principios de los noventa, pero, algo seco de ideas, decidí aceptar peticiones y me pidieron ésta, que por otra parte rezuma del mejor cine de terror de la década anterior.
Muchos antes de que Peter Jackson se hiciera famoso por llevarse tropecientos óscar por contar las historias de una panda de seres dispares y a cuál más ridículo, se estrenó una película en las salas españolas donde podíamos ver higadillos y sangre a mansalva. Los amantes del género no tardaron en encumbrarla como la obra maestra del cine gore (y no es para menos). Pero a pesar de todo, Braindead es mucho más que simples docenas de litros de sangre abandonando cada agujero del cuerpo. Sí, es mucho más, y es que es una de las producciones independientes de terror más divertidas de las últimas décadas. El que escribe estas palabras no duda a la hora de calificarla como la Luces de Bohemia del cine. Cada personaje aparecido en pantalla es más esperpéntico que el anterior, dejando en pantalla la purria y la bazofia de la sociedad, que para goce y disfrute del personal, pasarán a ser zombies. Sí, zombies. Y es que de eso trata la película:
Un científico viaja a la isla de Sumatra para conseguir un raro especimen de mono rata. Lo cosigue, claro está, pero no sin pagar un alto precio. El mono acaba llegando al zoo de Nueva Zelanda, donde Lionel pasea con su novia para librarse un poco de su pesada madre, sin sospechar que ésta los está siguiendo. En un resbalón, la madre es mordida por el mono, contagiándola una enfermedad que hará que se convierta en zombie y zombie también será todo aquel que sea matado por la señora.


Tranquila, esto se lo hace Sara Montiel.


El director de todo este desfile de bestialidades es Peter Jackson, al que antes sólo conocíamos unos cuantos por perlitas cinematográficas como Mal Gusto, El increíble mundo de los Feebles o Agárrame esos fantasmas, y que ahora no tiene ningún problema a la hora de conseguir dinero para sus films.
Entre el reparto, ninguna cara conocida, salvo quizás para algunos la de Diana Peñalver, españolita que quedó en la película a pesar de que nuestro país decidiera salirse de la producción (memos somos, sí).
Los amantes del gore y del buen FX antiguo (sin nada de ordenador ni narices) disfrutarán de las mutilaciones, reventones, desgarrones, cortes, golpes, etc... La película ganó un premio a los mejores efectos especiales, y después de verla, uno comprende por qué. El presupuesto fue escaso, y estoy casi convencido de que el 90% fue destinado a la sangre. Sólo en la escena de la cortadora de cesped se gastaron más de mil litros. Y al final creo que les sobró y todo, porque en la escena final salen otros cientos de litros más.
A estas alturas de la vida, creo que ya la habrás visto, pero si eres de los pocos que no lo ha hecho y decide quedar un sábado por la noche con los colegas para verla, sólo os daré un consejo: no encargueis pizza. Avisados quedais.


10 comentarios:

Berberetxo dijo...

Siempre es bueno recurrir a los clásicos. Y como te acabo de decir, si, hoy le he puesto el principio a un colega y ha puesto los ojos como platos, será que ya estamos inmunizados.

recuerdo que ver esta peli cuando yo tenia 14 o 15 años era lo más. Por tanto los 3 o 4 colegas del barrio la alquilamos del videclub casposo que sigue teniendo los chicos del maiz 3. pedimos pizza grasosa y pusimos la peli. Con la primera escena casi vomito, con la segunda ya me estaba partiendo de risa.

Sigo recordando esta peli por la escena de las natillas, que conste.

Buen trabajo Rafa

Rafael P. dijo...

La escena de las natillas es la única escena de la película que me revuelve las tripas.

Jon Heiner Diaz dijo...

Yo soy uno de esos desdichados que aun no la he visto, he tratado de conseguirla pero es dificil, maldita sea.

En todo caso el avance me hace dar mas ganas de las que le tengo.

Curioso de por si el titulo que le ha puesto en la madre patria, casi tan delirante como la peli misma, Braindead no viene siendo muerte cerebral??

Jon Heiner Diaz dijo...

Por cierto, yo fui uno de esos que te pidió que hablaras de esta peli, porque perfectamente cabe en las grandes pelis de aquellos terrorificos años, aun sin haberla visto, estoy seguro que es de mi estilo.

SisterBoy dijo...

ALELUYA


Esta pelicula es las cúspide del gore....pero también el inicio de su declive, como en su dia vatición una revista de cine que no recuerdo "nadie podria superar esto" y la verdad creo que el cine gore de grandes estrenos practicamente desapareció ¿no fue asi?

La escena inmortal para mi es la del sacerdote (no diremos más paran no spoilear a jj)

Por cierto, el otro día se me ocurrió una buena pelicula para comentar se trata de "Muertos y enterrados"


http://spanish.imdb.com/title/tt0082242/

Dime que la has visto

Rafael P. dijo...

Pues cosa curiosa. La vi de pequeño pero no me acuerdo de nada. Y el otro día estuve delante de ella pensando si comprármela o no.

SisterBoy dijo...

Do it

Rafael P. dijo...

Lo haré.
Esta noche tengo pensado ver una peli ochentera, así que espero tener para mañana otro post.

SisterBoy dijo...

Jajaja vengo de ver Demons en pantalla grande en el marco del festival de cine histórico de la laguna y presentada por Jesus Palacios. Por cierto no sé que rayos pinta esta pelicula en un festival de cine histórico salvo que quieran hablar de la Historia Mundial del Vomito Verde

La peli sigue en forma, lo malo es que el sonido era muy bajo. Esos Accept hay que oirlos a toda mecha

Doc Moriarty dijo...

Este film mató el gore, por lo que ha dicho Sisterboy: no se puede ir más lejos.

Un detalle: en King kong, el barco lleva una caja con una inscripción donde se lee "Danger Sumatra Monkey Rat".