13.4.08

Una pandilla alucinante.



Título original: The monster squad(1987)

Director: Fred Dekker

Intérpretes:
Andre Gower...Sean Crenshaw
Robby Kiger...Patrick
Stephen Macht...Det. Del Crenshaw

Todos conocemos a Fred Dekker por su película El terror llama a su puerta, en la que realizaba un homenaje a los directores de terror más conocidos de la época y a numerosas de sus películas. Pues ésta es más de lo mismo, pero retrocediendo más en el tiempo para rendir homenaje a las películas de terror en sus inicios y que tantas veces han sido versionadas. Aquí podremos encontrarnos con Drácula, Frankenstein, el hombre lobo, la momia y hasta a la criatura de la laguna negra. Un grupo de monstruos unidos por una causa (qué potito). Al otro lado del ring tenemos a Los Goonies de los sobrenatural, los llamados así mismo La pandilla del monstruo, un grupo de chavales que se reúnen en su caseta del árbol para charlar de monstruos y que son los únicos que conocen la clave para acabar con el cónclave del terror.
La historia empieza hace muchos años (en la época de esplendor de Drácula, vamos) cuando Van Helsing intenta acabar de una vez por todas con el vampiro, pero falla. Y ahora, en la actualidad, Drácula ha vuelto para encontrar un amuleto que le ayudará a dominar a la humanidad y sembrar su reino de tinieblas, pero que también, dicho sea de paso, podría destruirlo. Sean es el jefe de la pandilla del monstruo, a cuyas manos llega casi por casualidad el diario de Van Helsing y con él descubre que Drácula ha hecho una vieja reunión para sus planes nada buenos.




Reunión de la promoción del 59.

De Fred Dekker no voy a hablar, ya lo hice hace un tiempo. De los actores casi que tampoco, son el típico elenco de adolescentes que se dejan ver por unas cuantas películas de la época para desparecer en cuanto les salen pelos en la barba y se dan a las drogas. Me interesa hablar más de el co-guionista junto con el propio Dekker, que no es otro que Shane Black. ¿Quién? pensaréis muchos de vosotros. Pues nada más y nada menos que el guionista de un montón de perlas cinematográficas como Arma Letal, El último Boy Scout, El último gran héroe o Kiss Kiss Bang Bang, película con unos diálogos con muy mala leche y con muchos puntazos. Mala leche aquí no encontraremos, no deja de ser una película juvenil. Puntazos, bueno, tampoco demasiados, pero sí queda alguna frase para el recuerdo como la de "El hombre lobo tiene pelotas" que proclama asombrado El cebado (ahora recuerdo de dónde salió el mote que le pusimos a un compañero en el colegio) al propinarle una patada en sus ídem.

Que sí, que la película es absurda y tiene escenas que rondan el ridículo, que no deja de ser una sombra de otras mucho superiores en sus respectivos géneros y tal y cual, pero bueno, si la viste en su época quizas la recuerdes con nostalgia.