13.2.09

Viernes 13 (la saga)





Título original: Friday the 13th
Directores: Sean S. Cunningham, Steve Miner, Joseph Zito, Danny Steinmann, Tom McLoughlin, John Carl Buechler, Rob Hedden y Adam Marcus
Intérpretes: Muchos. Muchísimos.

Sí, ya sé que ya había hablado de Viernes 13. pero es que hoy es Viernes 13. Y como tal, se estrena el remake de lo que parece ser un potpurrí de las 3 primeras entregas originales, así que he decidido recontar toda la saga entera enterita.

AVISO DE MUUUUUUUUUCHOS SPOILERS. Si eres de los que no ha visto la saga y no quiere que se le destripe nada (gracioso el juego de palabras, ¿eh?) sáltate todo todo.

Si existe hoy día un psichokiller bien reconocido por la mayoría del planeta, ése es sin duda Jason, cuya fama se debe en parte a las 11 películas a sus espaldas (sin mencionar el citado remake) y sobre todo a esa máscara de hockey tan característica que porta, y que curiosamente no aparece hasta la tercera película.
Jason como personaje, y Viernes 13 como película, no puede evitarse la comparación con su directo oponente: Michael Myers de la saga Halloween. Sin querer entrar en polémicos debates sobre cuál es mejor o cuál es peor, es curioso cómo dos sagas prácticamente idénticas (un psicópata sobrehumano con un deseo de asesinar gente sin sentido) empezaron con una entrega que realmente no tenían nada que ver la una con la otra. Una empezó con unos asesinatos sangrientos y brutales por parte de una madre que no había superado la muerte de su hijo. La otra es de un asesino enmascarado y realmente no hay muchos asesinatos, pero sí tensión y miedo. Es a partir de la 2ª entrega de ambas cuando se convierten en películas de asesinos enmascarados y sádicos hasta decir basta.
¿Y qué es lo que tiene esta película que ha hecho que se hagan 10 secuelas y un remake? Pues ante todo, pienso yo, lo prohibido. "Niño, no toques eso" y el niño va y lo toca. "Niño, con eso no se juega" y el niño quiere jugar. "Ni fumes porros, que están prohibidos" y el morbo de hacer algo prohibido te hace fumar porros. Pues más o menos de eso va. "Chicos, no vayais a Crystal Lake, que está maldito" y ellos van. Que no se puede practicar sexo, pues ellos lo practican. Que no se puede salir de noche de las cabañas, pues ellos salen. Y un largo etc de actos prohibidos cuyo castigo se lleva a su máximo exponente para deleite del espectador que lo visualiza seguro en su butaca.

Romeo y Julieta


Vayamos con todo el argumento (por unas razones u otras, he decidido no incluir Jason X y Freddy vs Jason):
Crystal Lake es un campamento de verano donde un año se ahoga un niño medio mongo llamado Jason. Ese mismo día se producen unos asesinatos y el campamento cierra. Bastantes años después y un Viernes 13 (martes 14 como traducen en la película[ains]) un grupo de jovencitos super solidarios y super comprometidos con los demás, deciden reabrir el campamento y ponerlo en marcha de nuevo. A pesar de todas las advertencias que les dan en el pueblo, se las pasan por el forro y van. Y pasa lo que pasa, que uno a uno son asesinados por, supuestamente, Jason, que ha vuelto de las profundidades del lago para vengarse. Al final se descubre el pastel y resulta que la Sra. Voorhes es la responsable de todo y que Jason era su hijo. Sólo una chica consigue salvarse y acabar con ella.
Pero poco le durará, pues no tardará en morir en su casa a manos de un nuevo asesino. Otro grupo de jovenes (si es que no escarmientan, coñe) decide abrir el campamento otra vez, y de nuevo serán masacrados, esta vez por un hombre con la cara oculta por un pequeño saco de tela y que esta vez parece que sí que es Jason, pues los únicos supervivientes descubren una cabaña en el bosque donde ha estado viviendo alguien durante muchos años y una especie de altar con la cabeza y el sueter de la sra. Voorhess. Así es como consiguen acabar con él: la chica se pone el jersey y se hace pasar por la madre para engañar al mongui de Jason, pero éste ve la cabeza en el altar y descubre la engañifa, aunque no le durará mucho, pues es golpeado salvajemente con un machete.

No me salió bien la raya en medio.

Pero, claro está, no muere y, claro está, otro grupo de alocados jovenzuelos vuelve a campamento. Entre el grupo hay uno muy cachondo y al que le gusta gastar bromas muy macabras. Entre sus pertenencias está una máscara de hockey que acabará convirtiéndose en todo un símbolo. Vuelta a la masacre de habitantes y vuelta a "matar" a Jason.
Como no, no es así, y Jason resucita en el hospital y de paso se carga a unos cochinos y sus cochinadas. En esta ocasión, una mujer y sus dos hijos reciben como vecinos en la casa de al lado a los pandilleros de turno y Jason decide hacer una visita para amargarles la fiesta. Tan sólo sobrevivirán las hijos de la señora (una hija mayor y un hijo pequeño). El hijo traza un plan y decide raparse la cabeza y aparecer ante Jason así, como para ver si se siente identificado. Parece que así es, y en un momento de descuido, el chico se lanza contra él y se ceba contra su cabeza.
Bastantes años después, el chico ha crecido atormentado por ese día y está en un lugar "especial" y deciden llevarlo a un campamento con otra gente de su edad para ver si se integra y sale del cascarón. En ese campamento un día se le cruzan los cables a uno y mata a un gordito comechocolatinas bastante desagradable, y en vez de darle una medalla, lo detienen. Sin razón aparente, Jason vuelve y comienza una nueva masacre en el feliz campamento de verano. Tras muchos y crueles asesinatos, Jason muere, y se descubre que era el padre del gordito, oficial de policía y que quería venganza por lo ocurrido. El niño traumatizado acaba en un hospital, y al final de la película le vemos ponerse la máscara.
Ahora rebobina un poco y borra esta parte (la V) como si nunca hubiera existido. De nuevo el chico traumatizado desde que en su infancia mató a Jason. Tanto que ha decidido ir al cementerio a profanar su tumba (si señores, hasta Jason tiene derecho a ser enterrado en un cementerio con una lápida con su nombre) y atravesarle el corazón con un palo de verja, sólo por si acaso. Pero una vez atravesado el corazón, un rayo cae en la verja y lo resucita (sic), empezando una nueva orgía de sangre. El inconsciente joven decide acabar con Jason como sea, y para eso se alía con la hija del Sheriff. Al final consiguen acabar con él y lo hunden en el fondo del lago, donde no pueda salir nunca.

No sé ni qué decir


Pero es Jason, señores, y nadie contaba con que una chica con poderes sobrenaturales y cuyo padre murió ahogado en el lago por su culpa cuando era pequeña, haría resucitar a nuestro querido esquizo y vuelta a empezar. Al final, el padre muerto de la chica surge del lago para ayudarla y llevarse a Jason de nuevo a las profundidades.
Y no, no está muerto, por si alguien aún se lo pregunta. O bueno, sí lo está pero no por mucho tiempo. Una parejilla sexual que viaja en barco por el lago engancha su ancla con un cable que suministra electricidad y lo pasa por encima del cuerpo sin vida de Jason para resucitarlo por vete a saber tú qué vez. Jason vive, mata, y además se cuela en un barco donde, aparte de matar más aún, llega a Manhattan a sembrar el pánico. Allí consiguen acabar con él lanzándole unos vertidos que serán ácidos o vete a saber, pero que lo consumen y lo deshacen.
¿Pero ha muerto Jason? ¿Cómo podrá nuestro amigo volver? ¿Qué se podrán inventar para resucitarlo? ¿Y qué podrían hacer para devolverlo al campamento sangriento? Pues simplemente ni currárselo. Jason aparece vivo, sin explicación alguna y de nuevo en el campamento. Además una especie de SWAT viene y se lo carga. Su cuerpo es llevado a la morgue, pero al que le hace la autopsia le da un arrebato y se come su corazón, contagiándose de la "maldad" y matando él, con el objetivo de llegar a una cabaña y renacer de nuevo. Cosa que hace, por supuesto y tras muchas penurias, acaba muerto, como siempre y su máscara queda en el suelo. Punto gracioso: ver cómo las garras de Freddy Krueger salen de la tierra para llevarse la máscara con él. Esto se debe a que la productora de este film es New Line Cinema, productora de la saga de Pesadilla en Elm Street y así pues enlazan con su futuro proyecto de Freddy vs Jason.

Si espera que salga para verme las tetas, va listo.

Y ahora de regalo, una bonita compiplación de asesinatos de nuestro querido, amado y siempre bienvenido Jason



12.2.09

Amsterdamned: Misterio en los canales


Título original: Amsterdamned(1988)
Director: Dick Maas
Intérpretes:
Huub Stapel...................Eric Visser
Monique van de Ven....Laura
Serge-Henri Valcke......Vermeer


Desde la región de los Países Bajos nos llega esta película de terror-acción que no es que sea especialmente memorable, pero que recuerdo por haberla visto un par de veces siendo un infante. Desconozco si en nuestro país llegó a través de los cines o si se estrenó directamente en los vídeoclubs. Es más, no sé siquiera si pasó por los videoclubs (no la recuerdo yo al menos).
El argumento es simplón a la par que efectivo: un detective un poco guarrete que le tiene poco afecto al agua, debe investigar una serie de asesinatos en serie que se están produciendo en los canales de Amsterdam. Yo estoy convencido de que la película era una mera excusa para el título, había algún lumbrera al que se le ocurrió el juego de palabras y decidió hacer una película a partir de ahí. Es como si aquí alguien hiciera una película titulada Fachadolid. Pues vale.



Censura con recortes

¿Quién es el responsable de esto? Pues Dick Maas ¿Que quién es Dick Maas? Pues alguien obsesionado con Flodder, no me preguntéis por qué. Y además dirigió la acojonante El ascensor. A parte de eso pues ni idea.

La peli en sí no es que sea mala mala. Es más, puede que sea de lo mejor o más entretenido de Holanda. Las muertes son bastante sangrientas y sádicas. Tiene sus toques eróticos y todo eso que no puede faltar en una peli de terror ochentera. El final un poco decepcionante para mí, y no por malo, sino oprque por el título me imaginaba algo más molón en mi mente pervertida por tantas pelis de terror llenas de monstruos paranormales y todo ese tipo de cosas de la época. Pero bueno, no me importaría que la echasen por la tele para ehcarle un ojillo y rememorar buenos tiempos.



3.2.09

La masacre del microondas

Título original: Microwave Massacre (1983)
Director: Wayne Berwick.
Intérpretes:
Jackie Vernon.........Donald
Loren Schein...........Roosevelt
Al Troupe................Philip

Nos encontramos ante una extraña película: encontrarás gente a la que le encante la película y gente que no comprenda cómo puede haber alguien a quien le encante esta película. Yo soy del segundo grupo. Dicen "es la leche, te descojonas" o "la mejor peli de humor negro que he visto nunca". Yo digo "¿qué tiene de gracioso cuando ni siquiera pretendían hacer gracia?". Y es que se nota que la película la querían hacer seria, no de cachondeo, y que como está hecho como el culo y con 4 duros mal puestos, pues ha quedado lo que ha quedado: una auténtica chufa.
Donald es un hombre que sólo quiere una buena comida (y no sexualmente), pero su mujer sólo quiere experimentar en la cocina, sobre todo ahora que se ha comprado un nuevo microondas (por llamarlo de alguna manera, porque más bien se ha comprado una estación de Cabo Cañaveral). Un día Donald acaba tan harto que asesina a su mujer metiéndola en el microondas, para encima descubrir que la carne humana está bien bien rica. A partir de ahí decide seducir y asesinar mujeres (sic) y cocinarlas para llevárselas de almuerzo en la obra en la que trabaja.


El caso es acumular la comida, total ¿pa' qué?

Como ya he dicho, la peli es una chorrada total, un continuo devenir de imágenes y situaciones sin sentido que supongo que serían montadas por un borracho. Los diálogos no tienen ni pies ni cabeza. Lo que dice uno y le contesta otro no tiene nada que ver.

El director es un salidillo que sólo quería meter tetas con calzador. Si no, no se entiende la escena en que una mujer ve un agujero en una valla de una obra y al acercarse a cotillear, se tropieza y se le baja la camiseta, enseñando las tetas por el agujero.

Nadie se cree que el prota sea capaz de seducir mujeres. Es calvo, tonto y gordo.

Tampoco entiendo por qué el tío, teniendo el frigorífico lleno de comida (bien envuelta en papel de aluminio, eso sí) sigue matando para tener más y más. Y por qué tiene la cabeza de la mujer ahí metida, sin envolver, si ni siquiera se la va a comer.

Como ya os digo, ni pies ni cabeza. De principio a fin. Y no pierdo más el tiempo hablando de ella. Advertidos estáis si la queréis ver.



2.8.08

En los límites de la realidad.



Título original: Twilight zone: the movie(1983)
Director: Joe Dante,John Landis, Steven Spielberg y George Miller.
Intérpretes: Varios

Sí, estoy vago y por eso no pongo intérpretes, pero es que en una película de capítulos, nadie tiene un protagonismo superior al resto, al menos no absoluto.
He aquí una fórmula usada bastante, aunque aquí con bastante más acierto. Muchas son las series que han sido llevadas a la gran pantalla, algunas con más acierto que otras. Las películas por capítulos suelen ser bien aceptadas, puesto que si no te gusta la primera media hora, siempre puedes esperar a la siguiente historia. Dejando tomaduras de pelo aparte como la de Cuentos asombrosos, donde juntaron los capítulos más largos para ofrecerlos como película, se pueden encontrar películas de corte fantástico y de terror de este tipo bastante geniales, entre las que no peudo dejar de mencionar la divertidísima Creepshow. En los límites de la realidad fue una serie que gozó de mucho éxito y aceptación allá por finales de los años 50. A principios de los 80 fue cuando decidieron recoger el relebo y seguir adelante con la idea, realizando para ello la película y una nueva serie. Es como la serie de Alfred Hitchcock presenta, que parecía no acabar nunca.
Y de la peli surgieron historias que se grabaron en las retinas y en los cerebros de varias generaciones, aunque de los más jóvenes la culpa quizás la tengan Los Simpson, que parodiaron varios capítulos de ella en sus Casa árbol del terror.
¿Y quién no recuerda esa famosa musiquita de la sintonía?

Dejadme entrar, yo también tengo derecho aunque sea feo.
La película está compuesta por 4 historias y un prólogo, en el que un joven Dan Aykroyd viaja con un autoestopista hablando de la serie de los años 50.
Las historias, como digo, son 4:
Un hombre racista a más no poder se encuentra con unos amigos en un bar despotricando contra los judíos y los negros. Su castigo será revivir los peores momentos de las dos etnias pasando por lo que pasaron ellos.
En un hogar de ancianos, todos andan quejándose y recordando su infancia y sus buenos momentos. Un anciano nuevo hará que puedan rememorar esa época, y no solo en su cabeza.
Una muejr que viaja en coche atropella accidentalmente a un niño y le rompe la bici, por lo que decide acompañarlo hasta su casa. Allí conocerá a su familia, pero pronto empezará a ver que algo raro pasa y que el chico no es tan inocente como aparenta.
La última historia trata de un homrbe que viaja en un avión durante una tormenta, bastante alterado. No tardará en descubrir que un ser extraño se encuentra posado en el ala, con la no bonita intención de destruirla.
La película sentó precedente para algunas otras de corte similar, y sus FXs fueron bastante aplaudidos, sobre todo el ser del ala del avión, que por entonces se consideró una obra maestra de la animatrónica.
Yo soy un fan de este tipo de películas, por lo que mi opinión será buena. Pero si a ti también te gustan, te gustaba la serie o te gusta el cine fantástico o de terror y no la has visto, ¿a qué esperas? Es una buena opción para una noche sin saber qué hacer.

13.4.08

Una pandilla alucinante.



Título original: The monster squad(1987)

Director: Fred Dekker

Intérpretes:
Andre Gower...Sean Crenshaw
Robby Kiger...Patrick
Stephen Macht...Det. Del Crenshaw

Todos conocemos a Fred Dekker por su película El terror llama a su puerta, en la que realizaba un homenaje a los directores de terror más conocidos de la época y a numerosas de sus películas. Pues ésta es más de lo mismo, pero retrocediendo más en el tiempo para rendir homenaje a las películas de terror en sus inicios y que tantas veces han sido versionadas. Aquí podremos encontrarnos con Drácula, Frankenstein, el hombre lobo, la momia y hasta a la criatura de la laguna negra. Un grupo de monstruos unidos por una causa (qué potito). Al otro lado del ring tenemos a Los Goonies de los sobrenatural, los llamados así mismo La pandilla del monstruo, un grupo de chavales que se reúnen en su caseta del árbol para charlar de monstruos y que son los únicos que conocen la clave para acabar con el cónclave del terror.
La historia empieza hace muchos años (en la época de esplendor de Drácula, vamos) cuando Van Helsing intenta acabar de una vez por todas con el vampiro, pero falla. Y ahora, en la actualidad, Drácula ha vuelto para encontrar un amuleto que le ayudará a dominar a la humanidad y sembrar su reino de tinieblas, pero que también, dicho sea de paso, podría destruirlo. Sean es el jefe de la pandilla del monstruo, a cuyas manos llega casi por casualidad el diario de Van Helsing y con él descubre que Drácula ha hecho una vieja reunión para sus planes nada buenos.




Reunión de la promoción del 59.

De Fred Dekker no voy a hablar, ya lo hice hace un tiempo. De los actores casi que tampoco, son el típico elenco de adolescentes que se dejan ver por unas cuantas películas de la época para desparecer en cuanto les salen pelos en la barba y se dan a las drogas. Me interesa hablar más de el co-guionista junto con el propio Dekker, que no es otro que Shane Black. ¿Quién? pensaréis muchos de vosotros. Pues nada más y nada menos que el guionista de un montón de perlas cinematográficas como Arma Letal, El último Boy Scout, El último gran héroe o Kiss Kiss Bang Bang, película con unos diálogos con muy mala leche y con muchos puntazos. Mala leche aquí no encontraremos, no deja de ser una película juvenil. Puntazos, bueno, tampoco demasiados, pero sí queda alguna frase para el recuerdo como la de "El hombre lobo tiene pelotas" que proclama asombrado El cebado (ahora recuerdo de dónde salió el mote que le pusimos a un compañero en el colegio) al propinarle una patada en sus ídem.

Que sí, que la película es absurda y tiene escenas que rondan el ridículo, que no deja de ser una sombra de otras mucho superiores en sus respectivos géneros y tal y cual, pero bueno, si la viste en su época quizas la recuerdes con nostalgia.



10.2.08

Poltergeist: Fenómenos extraños



Título original: Poltergeist (1982)
Director: Tobe Hooper
Intérpretes:
Craig T. Nelson.............Steve Freeling
JoBeth Williams.............Diane Freeling
Heather O'Rourke............Carol Anne Freeling

Rápido, aprovechemos que aún quedan algunas películas buenas de Tobe Hooper para comentar antes de que tengamos que recurrir a sus ya habituales y actuales bodrios. ¿Quién no recuerda la famosisisisisisíma frase Ya están aquí que pronunciaba Carol Anne en la película (aunque en realidad el "Ya" sobra). ¿O al cabrón del árbol del jardín? ¿O al aún más cabrón payaso de la habitación que, junto con Pennywise, tienen la culpa de nuestro odio por los payasos? Todo esto nos llegó de la mano de dos personas, una de ellas el Rey Midas del cine, que con su guión hizo que muchos de nosotros miráramos debajo de la cama antes de acostarnos o que tapáramos la cara con la chaqueta a nuestros muñecos.
A partir de los fenómenos paranormales y más concretamente del conocido como Poltergeist (que quiere decir "Duende burlón") se sacan de la manga una película que tiene como leit motiv estos fenómenos pero algo llevados al extremo, todo sea para hacernos pasar miedo en el sofá.
Una típica familia norteamericana vive en el típico barrio residencial norteamericano.Vamos, que todo es típico hasta un día en que un extraño terremoto sacude su casa y algo sale de dentro de la televisión y decide quedarse a vivir con ellos. Es algo así como un estudiante de intercambio: él se queda y la hija pequeña se va a hacer un pequeño viaje por el más allá.



Tiembla, Ronald McDonald

Quizás la película sea también tan conocida debido a la leyenda de película maldita que pesa sobre ella, quizás la segunda de la historia del cine, sólo superada por El Exorcista. Un cúmulo de casualidades bastante seguidas hizo que se hablara de ella de tal forma. La hija mayor fue apuñalada por su novio en un arrebato de esos raros. Otros personajes de la película también murieron (aunque yo creo que ayudó el que tuvieran más de 80 años, vamos) pero sobre todo se recuerda la muerte de la niñita rubita y de cara angelical Heather O'Rourke, que según la leyenda que te leas, te dirán que fue después del primer rodaje (y se exagera la anécdota incluso diciendo que murió toda la familia Freeling), después del segundo o durante el tercero, teniendo que ser sustituida por una niña aún más mofletuda. La verdad simple y pura es que Heather murió de una enfermedad intestinal que hacía incluso que se le hinchara la cara, y de ahí su carita de hamster.

La película era de las que acojonaban en su época, cuando eras pequeñito y te la ponían en TVE1 por la noche. Luego pasaron a ponerla en las sobremesas, como si fuera una película familiar tipo E.T. La verdad es que viéndola ahora 26 años después, la película puede pecar de un poco infantil en algunas escenas, que la hacen parecer más una película de aventuras al estilo de Indiana Jones que una película de terror. Aún así, sigue habiendo escenas bastante buenas, como la del ya mencionado payaso o los espíritus bajando por las escaleras de la casa. Oh, o ese final con los muertos levantándose de sus tumbas dentro de la piscina.

En fin, que supongo que es una película que todo el mundo ha visto y que sabrás juzgar por ti mismo, pero por si te hace falta un pequeño empujón para decidirte, te dejo el trailer.




12.1.08

House: una casa alucinante.



Título original: House(1986)
Director: Steve Miner
Intérpretes:
William Katt.............Roger Cobb
George Wendt.............Harold Gorton
Richard Moll.............Big Ben

Alguien dijo alguna vez que el humor es hermano del horror. Y es cierto. La línea que separa el horror del humor, lo sobrenatural de la carcajada o lo terrorífico de lo hilarante a veces es tan fina que tienden a confundirse ambos géneros. Bien es sabido que hay películas que utilizan el terror para contarnos una comedia o una comedia para contarnos algo horrible. Hay casos en que la intención era crear algo que te hiciera cagarte encima y lo que consiguen es que te mees (perdón por la escatología). Si pudiéramos observar una gráfica de la fusión de estos géneros en una película, la línea dibujada vendría a ser algo así como una raya serpenteante. Pero en el caso de House no serpentea, sino que es recta cual vara de institutriz y se pasea por el mismísimo límite que los separa. Escenas que según las interpretes o según el humor del que estés, te parecerán terroríficas o te parecerán desternillantes. No sabes cómo tomarte esos monstruos grotescos que aparecen o alguna que otra situación.
Aún recuerdo la primera vez que la vi de pequéño, con una extraña mueca en la cara de sonrisa congelada o de terror incomprensible.
Roger Cobb es un escritor que pierde a su hijo misteriosamente en la antigua casa de su tía. Años después su tía muere y él hereda, por lo que decide trasladarse allí a escribir un libro sobre sus vivencias en la guerra de Vietnam, que aún le atormentan debido a un compañero tope sádico. Pronro descubrirá que la casa está encantada y, con la ayuda de un vecino cotilla, intentará descubrir qué es lo que pasa allí.



No, no soy Hugh Laurie.

Dirige el embolado Steve Miner, el encargado de las dos primeras secuelas de Viernes 13 o de Halloween: H20, con un guión de Fred Dekker, responsable del pastiche El terror llama a su puerta.

Protagoniza una cara muy conocida de la década, William Katt, al que pudimos ver luciendo permanente en Carrie, de Brian de Palma, y que luego se hizo muy conocido en nuestra infancia gracias al patoso superhéroe de El gran héroe americano, al que unos extraterrestres regalaban un traje con poderes pero sin instrucciones. También pudimos verlo repitiendo personaje en House IV y luego en el remake de Piraña.

La película fue un éxito en su tiempo, quizás algo light para el sigo XXI pero muy conocida en su época y en los videoclubs cogepolvo que tanto nos gustaban. Tanto es así que generó 3 secuelas, a cual más mala que la anterior y que espero que ahí quede y que a nadie se le ocurra hacer uno de esos grandiosos remakes que tanto gustan hoy en día.

La pude ver hace relativamente poco, y a pesar de que el recuerdo era mejor que la película en sí, tampoco me puedo quejar del revisionado. Además que me gusta mucho el malo maloso tipo Eddy de Iron Maiden.