8.1.07

Hellraiser


Título original: Hellraiser (1987)
Director: Clive Barker
Intérpretes:
Sean Chapman..........Frank Cotton
Andrew Robinson.....Larry Cotton
Ashley Laurence.......Kirsty Cotton

Clive Barker, harto de que se adaptaran sus libros de una forma en la que él no quedaba satisfecho, decidió ser el mismo el encargado, y para eso escribió y dirigió esta película, de la que ya se han hecho un montón de secuelas y nos presenta a los cenobitas, ya parte de la mitología de los nuevos monstruos de los 80 (bueno, sólo Pinhead, ya que los demás iban pasando sin pena ni gloria).
Además, también aparece el dichoso cubo de Rubbik moderno, centro de todos los males de la película y que es aburrido, porque juega él solo y no te deja hacer nada.
Frank Cotton es un mongo que tiene el cubito, y tocando donde no debe, recibe la visita de los cenobitas, una especie de cobradores del frac, pero con más mala leche, y que en vez de dinero se llevan su vida. 20 años después, su hermano y su mujer (la del hermano, no la de Frank), se mudan donde vivía él (Frank, no su hermano) y se encuentran con su antiguo inquilino, con algo menos de piel. La mujer del hermano, que es además su amante, le ayudará a ir recuperando su cuerpo, para lo cuál, lo único que tiene que hacer es dejar unos cuantos cadáveres.


¿Por qué no me quieres dar un besito?
La película es una medio excusa para llenar 90 minutos de escenas de gore, para algunos mal hechos, y para otros no tanto. En lo que a mí respecta, el maquillajes es bastante bueno. Seguro que en maquillar a Pinhead tardaban unas horas más que si le hubieran clavado la cabeza de verdad.
Clive Barker, escritor de terror bastante reconocido, dirigió su primer largometraje tras un par de cortos antes. Su carrera como director no es muy prolífica. Aparte de ésta, no tiene nada más reseñable (Razas de noche es tan mala que no merece la pena ni mentarla). Más variada es su carrera como escritor, que aparte de hacer toda la saga de Hellraiser, también creó a otra joyita del gore llamada Candyman, además de escribir un par de capítulos de Masters of Horror y del remake de la película que nos trata.
Los actores son la típica lista de caras que desfilan sin rumbo por las series norteamericanas o por esas películas de sobremesa tan divertidas. No comments.
De las secuelas, quizás merezca la pena un poco la segunda. La 3ª, transcurre en una discoteca, es tan mala que casi mato al del videoclub cuando me la recomendó. El resto, ni siquiera las he visto, pero siendo carnaza de videoclub sin haber pasado por las salas de cine, no creo que me esté perdiendo mucho.
Yuyu me dan las escenas del cabrón de las cadenas con garfios enganchándose por la piel de la gente. Argh.


4 comentarios:

Doc Moriarty dijo...

Es una peli de culto porque es de los 80, porque esto lo estrenan ahora y no lo ve nadie.

Y Clive Baker será un escrito correcto en lo suyo, pero como director aburre con su terror con pretensiones.

Rafael P. dijo...

Por suerte ha hecho poca cosa, pero tú dales tiempo, que lo mismo te lo ponen a dirigir un capítulo de MOH.

SisterBoy dijo...

Mi queja sobre esta pelicula es que la chica (no la mujer infiel que esa era estupenda sino su hijastra) era muy mala actriz y su personaje caia también bastante mal. Además nunca llegué a entender muy bien el rollo de por qué aparecian los cenobitas.

Pero de resto me pareció muy buena, la segunda la vi bastante mal pero recuerdo que había unas escenas del infierno muy guapas, la tercera sí que era una puñetera mierda.

(el comentario suprimido es mio)

Rafael P. dijo...

Era tuyo. ;)

Es cierto que la tía era muy mala actriz, y para colmo es la que ha repetido en casi todas las secuelas.